Provinciales

Benmaor habría dejado pudrirse 5 mil panes dulces

La información se filtró en las últimas horas y en Gobernación hay malestar con el ministro Benmaor. Habría discriminación en el reparto de los panificados destinados a familias carenciadas. “No quisieron entregar los panes a ciertas organizaciones y se pudrieron en depósitos”, revelaron.

Benmaor habría dejado pudrirse 5 mil panes dulces

La información se filtró en las últimas horas y en Gobernación hay malestar con el ministro Lisandro Benmaor. Aparentemente, hubo discriminación en el reparto de los panificados destinados a familias en vulnerabilidad social. “No quisieron entregar los panes a ciertas organizaciones y se pudrieron en depósitos”, revelaron fuentes del ministerio.POSADAS. Por estos días el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia se convirtió en un hervidero, al filtrarse información sensible para la gestión de Lisandro Benmaor. Es que según fuentes consultadas por MisionesCuatro, el organismo tuvo que desechar unos 5 mil panes dulces que estaban destinados a familias en situación de vulnerabilidad social.

Los panificados fueron adquiridos con autorización de la Gobernación misionera, a razón de unos 95 pesos por unidad, a una conocida panadería posadeña. Fue una partida de 30 mil panes dulces con frutas que se pagó 2.479.500 pesos. Estos panes dulces fueron a parar a los depósitos del Ministerio y fueron repartidos a familias carenciadas en toda la provincia.

Un reparto clientelar de alimentos a carenciados

Obviamente, hubo prioridades. El Mosomi (Movimiento Social Misionerista) fue la agrupación que capitalizó políticamente el reparto de los alimentos tradicionales de Navidad. El problema, cuentan las fuentes, es que algunos panes quedaron para el final. Más precisamente, 5 mil panes dulces.

“No querían entregar los panes a algunos punteros y organizaciones”, reveló una fuente que prefirió mantenerse en el anonimato. Así fue que unos 5 mil panes se pudrieron en un depósito del Ministerio. El uso de alimentos como dádiva político-electoral pesó más que el criterio formal de distribución “a las personas carenciadas y con alto grado de vulnerabilidad social”, como consta en el Expediente 5000-39/17.

No sería algo inusual en el Ministerio

Otra fuente consultada señaló que lo ocurrido no es algo nuevo ni inusual en el Ministerio. Inclusive, “a veces contratan a empresas amigas que abaratan los costos con los conservantes y con el clima, los panificados no aguantan”, contó la fuente. De cualquier forma, este caso no sería de ese tenor. Los panes dulces malogrados fueron comprados a dos fábricas de renombre. No hubo problemas de fabricación sino en el reparto del Ministerio.

La filtración generó un profundo malestar en la Gobernación misionera. Ya se sabía de los manejos poco claros en el ministerio de Benmaor. Ahora, la información empieza a ser conocida por la opinión pública. Malestar en las organizaciones sociales perjudicadas y en las familias damnificadas.

PyP/JMM.

Más noticias
Comentarios
Policiales
Espectáculos
Nacionales
General