Provinciales

Sigue el acampe yerbatero: “Queremos un precio justo y bancarizado”

cargando anuncio

Tras la toma de la sede del INYM en Posadas, yerbateros instalaron allí un acampe por tiempo indeterminado. “Hablamos, esperamos, hicimos el yerbatazo, nos mintieron y ya no aguantamos. El hambre es grande en toda la provincia”, expresó Catalina Almirón, agricultora de San Pedro.

Sigue el acampe yerbatero: “Queremos un precio justo y bancarizado”

POSADAS. Tras la toma de la sede del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) en Posadas, los productores y trabajadores yerbateros de distintos puntos de la provincia instalaron allí un acampe por tiempo indeterminado. “No nos vamos a retirar sin una solución firmada y sellada”, aseguró este jueves en Misiones Cuatro, Ricardo Yansat agricultor  de San Pedro.

“No quisimos llegar al derrumbe al que llegamos ayer”, dijo Yansat sobre la toma realizada este miércoles, asegurando que llegaron a su límite. Otra agricultura de la misma zona, Catalina Almirón señaló: “Fue lamentable, pero hablamos, esperamos, hicimos el yerbatazo, nos mintieron y ya no aguantamos. El hambre es grande en toda la provincia”.

Sobre el rol de los miembros del directorio del Inym, Almirón manifestó: “Hay que cambiar a los directores, es imposible seguir con los mismos. Nos mienten, no sirven para lo que necesitamos, no controlan”. Además, puso en duda que ejerzan sus cargos ad honorem, “Por algo no quieren soltar la teta”, lanzó. Desde que se profundizó la crisis del sector, los productores están exigiendo la renuncia de todos los directores.

Yansat confirmó también que un pequeño grupo de yerbateros viajaron a Buenos Aires para reunirse este viernes con autoridades nacionales y abordar el conflicto, “Esperemos que haya una solución. Pedimos un precio rentable, que se cumpla, de contado y bancarizado. Con $ 5,10 estamos conformes, pero de contado y bancarizado”, insistió. En esa línea, Almirón explicó el pedido de que los pagos sean bancarizados, “No queremos que el pago pase vía molinos o secaderos, ahí es donde somos estafados”, indicó.

Yansat y Almirón detallaron los gastos que conlleva la actividad y recordaron que de los 60 pesos que paga el consumidor por un paquete de kilo de yerba mate en góndola, el productor recibe aproximadamente 2 pesos con 80 centavos. “No se puede vivir”, agregaron.vm.

Comentarios