Provinciales

La crisis en la construcción afecta a unas 700 familias de oleros en Misiones

Lo señalaron Eugenio Cantero y Luis Cáceres, delegado provincial y secretario general de la Uolra, el sindicato de ladrilleros. Cantero sostuvo que la caída en las ventas de las fábricas de ladrillos es muy pronunciada, pero no tan visible porque los oleros no suelen residir en el ejido urbano.

La crisis en la construcción afecta a unas 700 familias de oleros en Misiones

Lo señalaron Eugenio Cantero y Luis Cáceres, delegado provincial y secretario general de la Uolra, el sindicato de ladrilleros. Cantero sostuvo que la caída en las ventas de las fábricas de ladrillos es muy pronunciada, pero no tan visible porque los oleros no suelen residir en el ejido urbano. En tanto que Cáceres resaltó que se depende mayormente del Estado, para la construcción de viviendas.POSADAS. Los dirigente de la Uolra (Unión de Obrera Ladrillera de la República Argentina), aseguraron a MisionesCuatro que el parate en la construcción está haciendo estragos en la actividad de los fabricantes de ladrillos, que dependen mayormente del Estado para la compra de los insumos básicos para la construcción de viviendas. Eugenio Cantero (delegado provincial de la Uolra) y Luis Cáceres (secretario general de la Uolra), insistieron en la necesidad de crear un polo ladrillero con asistencia estatal.

Cantero dijo a MisionesCuatro que la caída en la construcción, traducida en un brusco descenso en las ventas de los oleros, afecta a unas 700 familias en toda la provincia. Aunque remarcó que la crisis no es tan palpable porque estas familias no suelen residir en el ejido urbano de los pueblos y ciudades.

“Y están dispersos. Como sindicato proponemos crear un polo ladrillero, con todas las familias trabajando (en la misma zona) y que el Estado abastezca con suelo, aserrín y leña. Eso sería un gran avance. El costo general del olero es ese y mal vende por necesidad”, comentó el referente local de la Uolra.

Por su parte, Cáceres explicó que la crisis económica y de la construcción, afecta a los oleros porque la reactivación que se estuvo observando, se dio en el área de la obra vial. “Pero el sector del ladrillo, lo que tiene que ver con la construcción de viviendas, hospitales y escuelas, estamos viviendo un momento difícil. Dependemos del consumo interno (y los sueldos), de la intervención del Estado y de la intervención privada”, precisó.

“En dos años, el gobierno no inauguró ni una escuela. Estamos atravesando una situación crítica, agravado porque no es un sector que esté organizado y pueda enfrentar estas crisis en mejores condiciones”, expresó el sindicalista, admitiendo que la Uolra estuvo ausente en los últimos años.

Para Cáceres, es importante que los emprendimientos de los oleros se vayan transformando en cooperativas, con monotributo social agropecuario, con vistas a fortalecer el área de la comercialización. “Es una actividad donde las familias dejan la vida en los hornos, pero los intermediarios se quedan con las ganancias porque los trabajadores están divididos”, precisó.

jmm.

Comentarios
Más noticias