Provinciales

Denuncian a la UNAM por discriminación y aprietes a ex empleado

cargando anuncio

Evaristo García, un joven con una discapacidad que estuvo 2 años empleado en negro y otros 2 años con una beca, que en el último tiempo llegaba a los 7 mil pesos mensuales, denunció que las autoridades de la Facultad de Humanidades y de la UNAM, lo echaron en Febrero, sin ninguna explicación y desconociendo que es sostén de hogar. Además, reveló que sufrió la rotura de la puerta de su vivienda a horas de hacer un reclamo por un mejor salario.

Denuncian a la UNAM por discriminación y aprietes a ex empleado

Evaristo García, un joven con una discapacidad que estuvo 2 años empleado en negro y otros 2 años con una beca, que en el último tiempo llegaba a los 7 mil pesos mensuales, denunció que las autoridades de la Facultad de Humanidades y de la UNAM, lo echaron en Febrero, sin ninguna explicación y desconociendo que es sostén de hogar. Además, reveló que sufrió la rotura de la puerta de su vivienda a horas de hacer un reclamo por un mejor salario.POSADAS. Un ex empleado de la UNAM (Universidad Nacional de Misiones) y de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales, formuló una fuerte denuncia contra las autoridades de la casa de altos estudios, tras ser despedido desde Febrebro y luego de haber estado contratado 2 años en negro y otros 2 años como becario –es decir, un trabajador precarizado. Con el agravante siguiente: Evaristo García es una persona con discapacidad que además, es sostén de hogar.

En diálogo con MisionesCuatro, Evaristo dijo haber sido despedido sin causa justificada el 6 de Febrero, al tiempo que aseguró que se desempeñaba como administrativo en el laboratorio de informática en un tercer piso de la FHyCS, con un ascensor que no funcionaba correctamente y que usualmente estaba ocupado –por su discapacidad motriz, requería del ascensor.

Repreguntado, García explicó que estaba sujeto a un sistema de beca, al que ingresó en 2016 -estaba trabajando en negro desde 2014-, con la promesa de un pase a planta. A partir de ese año, según su relato, comenzó a solicitar una mejora salarial porque percibía un sueldo de 7 mil pesos por mes. “Y me decían que era muchísimo lo que yo ganaba en comparación con otros, y yo sé que ahí cobran 40 mil pesos como mínimo. Y me ninguneaban diciendo que yo cobraba mucho”, expresó entre lágrimas, Evaristo.

El joven dijo que se comunicó varias veces con la decana Mgter. Gisella Spasiuk, y en un momento determinado, le enviaron un mail exigiendo que no moleste más a la funcionaria. Y finalmente, “me hicieron una propuesta de otra beca sin contraprestación de servicios, pero yo sé que eso sería renunciar a lo que son mis derechos como trabajador en negro y a cualquier reclamo que pueda hacer”, contó Evaristo.

“En la carta documento que me contestaron desde la Facultad, el abogado dice que desconoce que yo sea discapacitado y pilar familiar. Pero todo el mundo sabía de mi situación”, enfatizó Evaristo, añadiendo que hace 7 meses que está desempleado. “La Facultad de Humanidades se jacta de estar con los discapacitados. Entregaban un cuadernillo que así lo decía, pero dos meses antes me habían echado a mí”, lanzó Evaristo.

Por otra parte, Evaristo se mostró preocupado por su seguridad personal, porque aseveró que “sabe cómo se manejan en Humanidades, apretando gente. Me mandaron a romper la puerta cuando hice este reclamo de una mejora salarial, porque me pagaron 7 mil pesos hasta que me echaron. En Humanidades o sos ‘bueno’ o sos perseguido. Me indigna esta situación”, finalizó García.

Comentarios