Durísima denuncia contra funcionarios de Defensa Civil

Categorías: Provinciales.

Palabras destacadas: ramón solís, funcionario de defensa, perder todas sus pertenencias, pertenencias en un incendio, funcionario de defensa civil, comer, pertenencias, civil, foto, le pidió, defensa civil, hijo, ramón, solís, familia, funcionario, defensa, le, denuncia, y casa.
Visibilidad: Destacadas por categoría – Provinciales, Destacar con fondo, Lo Más Leído, Destacadas en Artículo individual, y Noticias Destacadas – Segundo Bloque.

Lo denunció Ramón Solís, que integra una familia con su esposa y su hijo, ambos afectados por discapacidad. Según reveló, luego de perder todas sus pertenencias en un incendio, un funcionario de Defensa Civil se burló de su situación y le pidió que se ponga una remera del organismo para una foto de la intervención.

POSADAS. Una gravísima denuncia contra funcionarios de Defensa Civil se conoció este jueves, por presunta discriminación a una familia con dos integrantes con discapacidad que perdieron todas sus pertenencias al incendiarse su vivienda en la Manzana 18, de la  casa 16 en el barrio A 3-2, este lunes.

Ramón Solís, entre lágrimas, contó a MisionesCuatro que luego de perder todas sus pertenencias en un incendio accidental, un funcionario de Defensa Civil, le faltó al respeto bromeando sobre la dramática situación. “Se burló de mí. Dijo ‘querés un suavestar o un Sommier, quédate tranquilo, te vamos a traer para comer’”, le habría dicho el sujeto, que, según Solís, le pidió que se pongan un chaleco de Defensa Civil, para salir en una foto.

Este pedido fue rechazado por Ramón, quien, horas después, habría sufrido un acto discriminatorio a través de la entrega de alimentos de baja calidad. “Ni en un restaurant vas a comer lo que vas a comer hoy. Me trajo un paquete de yerba y otro de harina, todas húmedas. Y me dijo, agarrá la bolsita. Pero yo le dije que no quería hacer política”, remarcó Solís.

Se quedaron con lo puesto

De acuerdo con la denuncia, hace tres días que él y su familia –tiene un hijo con obesidad mórbida- están comiendo gracias a la solidaridad de los vecinos. “Hay un comedor enfrente y me voy a retirar la comida y me dicen, no alcanzó para vos”, sostuvo.

Por otra parte, Solís reveló que corre riesgo permaneciendo en la casa semidestruida, porque el techo podría derrumbarse. “Necesitamos todo. Perdimos todo. Vendo pollo y ahora no puedo hacer nada. Mi hijo tiene una pensión y no alcanza. Quedé con lo puesto y tengo toda la ropa mojada y quemada”, expresó Ramón.

Sobre el final de la entrevista, Solís dejó su número de teléfono para cualquier persona que quiera colaborar con la familia, desde alimento a ropa y electrodomésticos. El número de Solís es el 3764-683296. “Desde el lunes que no duermo por la bronca. Mi hijo me pide para comer y no tengo”, añadió.

gw.

Comentar