Provinciales

El nuevo Zar de la Soja de Misiones mueve millones de dólares y estaría inscripto en el Plan Hogar

Se trata de Juan Carlos “Cacho” Skavinsky, quien encabeza una cooperativa del Alto Uruguay que adquiere masivas cantidades de soja y está siendo investigado por inconsistencias fiscales.

El nuevo Zar de la Soja de Misiones mueve millones de dólares y estaría inscripto en el Plan Hogar

POSADAS. La reciente manifestación con camiones sobre el control de Centinela, este martes, puso de relieve un entramado en el que se investiga una multimillonaria evasión de impuestos y contrabando de soja al sur de Brasil. La Agencia Tributaria de Misiones (ex Rentas), el Ministerio de Gobierno de la provincia, la AFIP y fuerzas federales están investigando los sospechosos movimientos de soja, que son masivos en la provincia, en las últimas semanas, e involucran a una cooperativa a cargo del empresario Juan Carlos “Cacho” Skavinsky, quien estaría inscripto en el Programa Hogar, el subsidio para la compra de garrafas de gas.

Según cuentan las fuentes de MisionesCuatro, en los últimos meses de acopio de soja, Misiones recibió 400 camiones semanales con toneladas de la oleaginosa, según lo constataron la ATM en los puestos de la llamada Aduana Paralela en los cruces Centinela y El Arco. Buena parte de esta soja, llega a una cooperativa agrícola radicada en el Alto Uruguay, que está encabezada por un verdadero zar de la soja en Misiones, el mencionado Juan Carlos “Cacho” Skavinsky.

De esta cooperativa, cuentan fuentes gubernamentales, no se conocen los lugares de acopio. Skavinsky, es acompañado en esta organización por familiares directos y amigos suyos, ninguno de los cuales parece mostrar una posición económica consolidada. Lo que justificaría los montos de dinero que maneja la cooperativa para las compras de soja, inusualmente voluminosas en los últimos meses.

Investigación por posible evasión y contrabando

Las sospechas de la ATM y la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos), es que estos camiones cargados con soja cruzan al sur de Brasil, de manera ilegal y evadiendo impuestos. En esta zona del vecino país es donde están los centros de industrialización de la oleaginosa.  

El volumen y los montos que se estiman para estas operaciones, son verdaderamente sorprendentes. De acuerdo con cálculos aproximados, mover cada camión cargado con unas 30 toneladas de soja, cuesta alrededor de $750 mil. El costo sería de unos $25 mil por tonelada, más el flete. Pero en Brasil, la tonelada se paga alrededor de 300 dólares, es decir, al cambio actual, unos 55 mil pesos por cada tonelada. Lo que hace que una carga de 30 toneladas, se pague unos $1.600.000.

Unas ganancias fabulosas

Dado que la ATM (Rentas) detectó el paso de unos 400 camiones por semana, a un valor de $750 mil cada uno, el monto global a precio argentino es de unos $300 millones. Sin embargo, si se confirma que esta soja se está contrabandeando a Brasil, esa cifra se duplica. Pagando unos 300 dólares por tonelada en el vecino país, en la ATM estiman que la ganancia sería de unos $400 mil por cada camión. En un cálculo siempre aproximativo, serían unos $160 millones. Aunque, claro, las operaciones serían en dólares.

Con el control de la ATM de este martes en Centinela, y la protesta de unos 20 camiones que bloquearon el centro durante unas 8 horas, el propio Skavinski se presentó en el puesto de control de la ATM, y le secuestraron su auto, que estaba con pedido de captura. “Se tomó conocimiento en un informe policial que el vehículo Citröen C3 color negro, techo blanco, dominio colocado PBV-876, tiene pedido de impedimento de circulación”, dijo un portavoz de la Policía, sobre el procedimiento.

Cómo se hace la operatoria

La policía y la ATM al cruzar los datos con AFIP descubrieron que las compras de soja “se hacen de punto a punto”. Sin embargo, el que compra en Misiones, una vez concretada la operación, automáticamente le da de baja en la página de la AFIP.

De acuerdo con las fuentes, muchos de los miembros de la cooperativa que lidera Skavinski, están inscriptos en el subsidio al gas, con lo que no tendrían capacidad económica para concretar esas operaciones. Además de Skavinski, figuran en la cooperativa “sojera” Nicolás Enrique, presidente del Concejo Deliberante de Campo Ramón y hermano de “Cacho” Skavinski. También figuran Julio De León, Blanca Da Rosa, la hija de Skavinki, Natacha y la esposa, una empleada del Consejo General de Educación.

Dada las inconsistencias entre la capacidad económica de los integrantes de la cooperativa del “zar de la soja” y el volumen de las compras, la ATM y la AFIP investigan la posible evasión y contrabando. Hasta el momento, se descubrieron dos pasos ilegales y uno sin control en el lado brasileño, el Cruce Caballero.

El zar invocó el nombre de Closs

Un dato llamativo del caso. Cuando Skavinsky se presentó en el control de Centinela, para destrabar el flujo de los camiones, dijo a policías que había sido funcionario del ex gobernador Maurice Closs y que tenía contacto con el actual jefe de gabinete Víctor Kreimer. Según grabaciones de los uniformados en el control, Skavinsky dijo haber sido delegado de Vialidad.

De acuerdo con las fuentes, se investiga la participación de financistas del Alto Uruguay, aliados con los acopiadores de Brasil, que estarían utilizando a presta-nombres y esta misteriosa cooperativa integrada por personas sin capacidad económica para adquirir cargas de soja a un valor de $750 mil. Ya hubo reacciones de políticos del Alto Uruguay, mencionados como financistas de esta maniobra.

Comentarios