Provinciales

El pedófilo ex delegado de UDPM, acordó 14 años de prisión en juicio abreviado

cargando anuncio

Se trata de Sergio Daniel González (45), acusado de grooming, corrupción de menores y pedofilia, desde 2015. Hermano de una dirigente cercana a la fallecida Stella Leverberg, reincidió en los crímenes sexuales en dos oportunidades.

El pedófilo ex delegado de UDPM, acordó 14 años de prisión en juicio abreviado

POSADAS. Finalmente, el docente obereño y ex delegado del sindicato UDPM, Sergio Daniel González (45), deberá cumplir con una pena de 14 años de prisión por sus delitos de grooming, corrupción de menores, distribución de pornografía a menores de edad y abuso sexual. Se declaró culpable en un juicio abreviado en la primera causa abierta en su contra, que data del 30 de Agosto del 2015.

Con esa causa iniciada, el pedófilo reincidió en al menos, dos oportunidades, pero siempre recuperó su libertad. González es hermano de una dirigente renovadora con nexos con la fallecida ex diputada nacional, Stella Maris Leverberg. Todos ellos pertenecían a la agrupación “misionerista” Adomis, el sindicato ultraoficialista que controla Unión de Docentes de la Provincia de Misiones desde hace décadas.

Juicio abreviado y condena

En el marco de la causa iniciada en 2015, González, a través de su abogado, el ex juez Ramón Grinhauz, acordó con el fiscal Martín Rau, la culpabilidad y condena a 14 años de prisión por los delitos antes mencionados.  Cuando el Tribunal Penal Dos de Posadas homologue el acuerdo el ex delegado de Adomis/UDPM se convertirá en una de las primeras condenas por grooming en la Argentina.

El final del proceso se concretó videollamadas por la pandemia del nuevo coronavirus. Tablet mediante, González se conectó desde el presidio donde está con la sede de la Fiscalía del Tribunal. En la dependencia judicial estaban Rau y Grinhauz, quienes, tras escuchar el consentimiento del docente, firmaron el acuerdo. Sergio aceptó haber cometido “grooming” en concurso con corrupción de menores y distribución de pornografía infantil. No fue condenado por abuso sexual.

Las causas contra González por delitos sexuales

Cabe recordar el derrotero de González, quien estuvo casi 5 años en libertad y reincidiendo en el grooming (uso de medios digitales para captar menores con fines sexuales) y la corrupción de menores, luego de tener una causa abierta.

La primera causa, por la que Sergio irá a prisión, se disparó cuando otra docente, madre de un estudiante secundario de Posadas, lo denunció por grooming. El ex delegado, que contaba con protección sindical, no llegó a abusar sexualmente de ese menor. En este expediente, se recopilaron numerosas pruebas contra el docente, que dan cuenta del uso de perfiles falsos para mantener contactos de índole sexual con la víctima. Fue detenido, pero poco después recuperó su libertad, sujeto a la causa penal.

Pero, en 2016, González reincidió y volvió a ser un escándalo provincial y nacional. La División del Cibercrimen de la policía, encontró en su PC fotos y charlas que mantuvo con distintos menores de edad a los que habría intentado someter sexualmente. Le iniciaron una nueva causa y le dictaron la prisión preventiva. Estuvo preso en una dependencia policial hasta que la Justicia le concedió el arresto domiciliario debido a que padece de una enfermedad crónica de inmunodeficiencia. Ello pese a los antecedentes de González.

Y como se anticipaba, Sergio reincidió nuevamente en la corrupción de menores y el grooming. El domingo 15 de septiembre de 2019, lo volvieron a arrestar cuando intentaba engañar a un adolescente de 15 años de la localidad de 25 de Mayo. El padre del joven había hecho una denuncia porque el docente se había hecho pasar por una chica para contactar al menor. Se abrió entonces una nueva causa, que sigue en trámite. González operaba bajo los seudónimos de “Laura” y “Ramiro”.

La hermana del docente pedófilo Sergio González, en actos de Adomis con Marilú Leverberg

¿Un pedófilo ex delegado de UDPM con blindaje político?

No son pocos los docentes que vincularon el posible blindaje judicial de González, con su vínculo con una dirigente de Adomis, con llegada a la también obereña Stella Maris Leverberg, por entonces, la secretaria general de UDPM. De hecho, la dirigente en cuestión, era funcionaria del Consejo General de Educación (CGE) y cabe recordar que hay denuncias públicas que indican que Sergio seguía percibiendo sus sueldos pese a estar apartado de las aulas y con causas penales en curso.

Con el fallecimiento de la ex diputada nacional de la Renovación K, González parece haber perdido un blindaje político. Y poco después acuerda ir a prisión en un juicio abreviado.

Comentarios