Provinciales

Empleada de Cultura, se encadenó frente al Cidade

cargando anuncio

Norma Potschka, profesora de dibujo y curadora, tomó la drástica decisión hace dos días, exigiendo que se la deje en un puesto estable, que cese el hostigamiento en su contra y se la recategorice, porque hace 30 años que está con la categoría más baja. En 2002 denunció al robo de tres obras de arte y “a partir de ahí viene mi traslado arbitrario cada dos meses”, sentenció.

Empleada de Cultura, se encadenó frente al Cidade

Norma Potschka, profesora de dibujo y curadora, tomó la drástica decisión hace dos días, exigiendo que se la deje en un puesto estable, que cese el hostigamiento en su contra y se la recategorice, porque hace 30 años que está con la categoría más baja. En 2002 denunció al robo de tres obras de arte y “a partir de ahí viene mi traslado arbitrario cada dos meses”, sentenció.POSADAS. Norma Potschka, profesora de dibujo especializada en Escultura y curadora, tomó la drástica decisión de encadenarse frente al Centro Cultural Vicente Cidade, hace dos días, exigiendo que se la deje en un puesto estable, que cese el hostigamiento en su contra y se la recategorice, porque hace 30 años que está con la categoría más baja.

En 2002 denunció al robo de tres obras de arte y “a partir de ahí viene mi traslado arbitrario cada dos meses, y me mandan a limpiar pisos y depósitos. Tengo la categoría 12 desde hace 30 años y no me reconocen el título profesional”, sentenció la empleada, que podría llegar a la huelga de hambre.

“Cuando les conviene, me mandan al interior como jurado o a dar talleres. Y después vuelvo a limpiar los baños o a estar de sereno, y me han robado tres veces. Tengo que estar solita y con el gas pimienta en la mano”, comentó la profesora, cuyo sueldo no alcanza los 10 mil pesos, por ser de la categoría más baja.

Potschka contó que ingresó como profesora de dibujo artístico y en tareas de conservación de obras de arte del museo Yaparí. De acuerdo con la profesora, el hostigamiento en su contra comenzó hace 16 años, cuando denunció el robo de tres obras de arte –de Berni, de Areco, de Mané Bernardo- y a partir de ahí, me imponen un trasado compulsivo cada dos meses”, aseguró.

“Por ahí trabajo viernes, sábado y domingo, y me avisan que trabaje por la mañana durante toda la semana. Tienen control absoluto de mis horarios y no puedo desarrollar talleres (con horarios regulares)”, denunció.

Denuncia que salpica a la ex diputada nacional Silvia Risko

Asimismo, después de décadas con la categoría más baja, Potschka reclama la correspondiente recategorización, que incluya, el reconocimiento del título profesional. “No me reconocen como profesional en mi recibo de sueldo”, insistió la empleada, que percibe unos 9 mil pesos mensuales. Y aclaró que hay otros profesionales que están en su misma situación.

Potschka añadió también que a partir del miércoles próximo, en caso de no tener respuestas a su reclamo, pasará a realizar una huelga de hambre frente al Cidade.

Según la profesora, ya agotó todas las vías legales e institucionales del reclamo pero sus reclamos no fueron atendidos por ninguno de los subsecretarios que pasaron por Cultura en los últimos 16 años, una denuncia que salpica a los renovadores Isaac Sevi, Silvia Risko, Griselda Martínez y Lucía Mikitiuk.

jmm.

Comentarios