Provinciales

EMSA cobra la luz a Pymes, el doble de lo que cuesta en Corrientes

cargando anuncio

Así lo indicó el empresario Carlos D’Orazi, quien reveló que en su local de la vecina provincia, con un consumo similiar a los de los locales posadeños, paga una factura de 4900 pesos, lo que representa menos de la mitad de lo que debe pagar en Posadas, con facturas no inferiores a 9900 pesos. Además, el empresario planteó que en Misiones, el límite a partir del cual corren las exenciones para las Pymes, es muy inferior al nacional: 50 millones de pesos anuales, contra 119 millones. Y en Corrientes, el máximo para que las empresas sean tratadas como Pymes se encuentra en los 90 millones anuales de facturación. “Las empresas se están yendo a Corrientes y a Encarnación, cansadas de la presión fiscal”, fustigó.

EMSA cobra la luz a Pymes, el doble de lo que cuesta en Corrientes

Así lo indicó el empresario Carlos D’Orazi, quien reveló que en su local de la vecina provincia, con un consumo similiar a los de los locales posadeños, paga una factura de 4900 pesos, lo que representa menos de la mitad de lo que debe pagar en Posadas, con facturas no inferiores a 9900 pesos. Además, el empresario planteó que en Misiones, el límite a partir del cual corren las exenciones para las Pymes, es muy inferior al nacional: 50 millones de pesos anuales, contra 119 millones. Y en Corrientes, el máximo para que las empresas sean tratadas como Pymes se encuentra en los 90 millones anuales de facturación. “Las empresas se están yendo a Corrientes y a Encarnación, cansadas de la presión fiscal”, fustigó.POSADAS. El empresario Carlos D’Orazi, titular de la casa D’Orazi – Marquez, cargó con dureza contra la política fiscal del gobierno renovador instrumentada a través de instituciones como la Dirección General de Rentas (DGR) y Energía de Misiones (antes EMSA). Según el ex presidente de la CCIP, el gobierno renovador mantiene un límite de facturación para considerar Pyme (Pqequña y Mediana Empresa) un emprendimiento, que está en la mitad de lo considerado por el gobierno nacional y otros distritos como Corrientes. Además, reveló que las facturas de EMSA, por el mismo consumo, duplican el valor de lo que se paga en la vecina provincia.

D’Orazi comenzó planteando que el gobierno nacional considera Pyme a cualquier emprendimiento con una facturación de hasta 119 millones de pesos anual, es decir, 9,9 millones mensuales, “algo a lo que nunca llegamos”. “Pero la provincia nos castiga con impuestos (apenas superando) los 50 millones. Si facturo 51 millones ya paso a tener una percepción tributaria, un tratamiento impositivo de gran empresa, cuando somos una empresa de familia”, se quejó el comerciante.

“Hay que subir el mínimo (no imponible de impuestos a las grandes empresas). Deberíamo tener el mismo tratamiento”, dijo D’Orazi sobre la presión impositiva en Misiones, que incluye a empresas que para Nación, y para la provincia de Corrientes, siguen siendo Pymes.

Consultado por MisionesCuatro, respecto de si la CCIP o los empresarios habían planteado este problema, D’Orazi, no quizo polemizar y se limitó a decir que “se planteó y nada más. Faltó voluntad de llevarla a la práctica, faltaron ganas de implementarlo”, dijo sin mencionar a ningún dirigente del sector del comercio e industria posadeños.

Estos valores para definir qué empresa es Pyme en Misiones, “rigen desde 2014. El único ajuste es que antes era sobre el bruto y ahora es sobre el neto. Pero en cuatro años te sacan un 20%, con una inflación de 50-60%…”, comentó D’Orazi, que además reveló que por tener un local en Corrientes, superan los 50 millones de facturación anual y así, entran en la categoría de gran empresa para la DGR.En esta línea, D’Orazi puso el énfasis en la diferencia existente en la política fiscal correntina, quepor ejemplo, empieza a considerar gran empresa, a emprendimientos con facturación anual por encima de los 90 millones de pesos -es decir, casi el doble del límite de la DGR misionera. “En ciertos rubros, la presión es el doble. Por eso algunas empresas que se están yendo a Corrientes”, acotó.

Y fue más allá al decir que “están cerrando negocios en Posadas y poniéndose en Encarnación (Paraguay), cansados de la presión fiscal”.

Asimismo, el empresario advirtió que la feroz presión fiscal de Misiones, no tiene un correlato con el nivel económico general de la principal ciudad de la provincia. “Posadas es una de las ciudades más pobres del país. Una financiera muy arraigada en la ciudad -reveló-, tiene 176 sucursales en el país, y de ellas, la que tiene más deudores es Posadas, con un 18,3% índice de morosidad”, sentenció D’Orazi, sin mencionar la firma en cuestión.

La presión de EMSA sobre los usuarios

Sobre el final de la entrevista, D’Orazi también se refirió a la presión recaudatoria que sufren las empresas por parte de EMSA, que aplicó un nuevo tarifazo del 25% y como única alternativa a los usuarios, se ofreció el pago en cuotas. “Es un paliativo y no la solición de fondo. En Posadas, tenemos por cada local, no menos de 9.900 pesos (de factura de luz). En Corrientes, en un local con dos aire acondicionados de más potencia, no llegamos a 4.900 pesos”, graficó el empresario, dejando en claro que existe una responsabilidad provincial en los aumentos tarifarios aplicados por la empresa de energía.

Comentarios