Provinciales

Escándalo por acoso sexual, amenazas y traslados masivos en la comisaría de Alba Posse

cargando anuncio

Tres uniformadas presentaron denuncias por acoso sexual contra dos jefes, e inclusive solicitaron a la fiscal de instrucción 1 de Posadas, Amalia Spinatto, la prohibición de acercamiento. Además, previamente habrían concretado las denuncias ante Asuntos Internos. Pero los denunciados habrían respondido con aprietes, amenazas y con el traslado de, al menos, 7 uniformados.

Compartir
Compartir articulo
Escándalo por acoso sexual, amenazas y traslados masivos en la comisaría de Alba Posse

ALBA POSSE. Una comisaría del interior de Misiones se vio envuelta en un escándalo sexual luego de que las presuntas víctimas formularan denuncias ante la fiscal de instrucción nº 1 de Posadas, Amalia Spinatto, a quien le relataron situaciones de acoso y hostigamiento laboral por parte del Oficial principal José Luis K. y por parte del Comisario Mayor Marcelo Ch. Solicitaron a la fiscal la prohibición de acercamiento contra los denunciados, por temor a represalias.

Sin embargo, los acusados estarían actuando con total impunidad, con amenazas de traslados a las denunciantes y a otros subordinados, y con siete traslados efectivamente concretados. Incluso, habría una carta de apoyo circulando en una de las comisarías, en las que uno de los jefes presiona y obliga a firmar a sus subordinados, para que lo respalden frente a las gravísimas acusaciones. Hasta el momento, ya se concretaron 7 traslados en represalia por parte de los denunciados, según revelaron fuentes al tanto del conflicto.

Los acusados, desempeñan cargos jerárquicos en la zona: José Luis K. es el Jefe de la Comisaría de Alba Posse, mientras que Marcelo Ch., es jefe de la Unidad Regional XI. Mientras que las víctimas temen hablar públicamente del acoso sexual, por temor a represalias, de acuerdo con fuentes consultadas, ya se presentaron las denuncias a Asuntos Internos de la Policía de Misiones. No obstante, hasta el momento, Asuntos Internos y la Jefatura de Policía, no apartaron a los jefes acusados de sus cargos durante la investigación, con el fin de que no puedan entorpecer el proceso en su contra.

Las agentes de entre 24 y 30 años de edad que radicaron las denuncias

De acuerdo con fuentes al tanto de la investigación, el pasado 17 de abril, una agente de 24 años domiciliada en Alba Posse, una agente de 30 años, que reside en 25 de Mayo y una cabo primero de 30 años de edad, que también reside en Alba Posse, fueron las que presentaron las denuncias ante la fiscal Spinatto. Las dos uniformadas de Alba Posse acusaron a José Luis K., mientras que la agente de 25 de Mayo hizo lo propio contra Marcelo Ch.

La acusación contra el comisario jefe de la UR XI

Según la denuncia contra este comisario Marcelo Ch., la nro. 84/2023, en 2021 este comisario se enteró de que la joven quería un traslado a la localidad de 25 de Mayo –donde reside-, desde su actual lugar de empleo, el Comando Radioeléctrico en Alba Posse. Desde ese pedido de la agente, el comisario –según la denuncia- enviaba mensajes vía WhatsApp “fuera de lugar, de acoso, solicitándole que se presentara a su oficina para hablar ‘del traslado’ y la hacía invitaciones pasa cenar (y beber), remarcando que la (denunciada) tenía que acceder a todo lo que este pedía para poder así hablar de su traslado”.

En la denuncia, la agente señala que no accedió a las insinuaciones del comisario y este comenzó a amenazarla. Además, la agente reveló que un jefe comisario “fue testigo de los mensajes que le mandaba Ch., ya que ella se los mostraba. Por lo que él se ofreció como testigo para cuando fuera requerido”. La denunciante aseguró que por el accionar de Marcelo Ch. “casi pierde su trabajo y, además, perdió a su pareja”.

La primera denuncia contra el jefe de la Comisaría de Alba Posse

Mientras que, con un tenor similar, en la denuncia 85/2023, la agente que reside en Alba Posse acusó al oficial principal José Luis K. La víctima dijo que, entre fines del año pasado y principios del 2023, cuando el señalado cubría la licencia del comisario B., “me manda a realizar fajina a su oficina, (…) aprovechaba para mirarme, mientras hacía gesticulaciones cuando me agachaba, además, (…) me decía que estaba linda y que tenía buen cuerpo, que podía pasar mejor, haciendo insinuación a que podíamos tener una relación más allá de lo laboral”.

De acuerdo con la denuncia, cuando José Luis K. asumió el cargo de Jefe de la Comisaría de Alba Posse, “se enteró” de que la joven agente estaba en relación con un oficial ayudante, con quien “K. tenía conflictos, por lo que fue trasladado”. La joven fue degradada en sus funciones –pasó de ‘llavero’ a trabajar en la calle- y el jefe José Luis K. habría dicho que “había solicitado su traslado” pero se lo negó el Jefe de la Unidad. Asimismo, K. habría dicho que la joven agente “era el tipo de mujer que me acostaba con los que trabajan en Jefatura para acomodarme y seguir trabajando en Alba Posse donde vivo”. Así consta en denuncia ante la fiscal Spinatto. La agente reveló además que sigue prestando servicios bajo la órbita del denunciado, “quien varias veces amenazó con” trasladarla.

Otra acusación contra el jefe de la Comisaría con amenazas de traslado

En la tercera denuncia que llegó a este medio, la nro. 86/2023, también contra José Luis K., una Cabo primero que trabaja en la comisaría de Alba Posse aseguró que había terminado una relación con el denunciado. Y entonces “empezó el acoso laboral, me perseguía, me amenazaba que iba a conseguir mi traslado”.

“La semana ante pasada, pedí para hablar con él (K.) en su oficina y le dije que me explique en qué momento yo le falté el respeto, pidiéndole explicaciones por el hostigamiento y los malos tratos a lo que él me dice que, si yo volvía a estar con él, podía revertir la situación. Siendo que ambos tenemos familia, yo le dije que eso no iba a pasar y que yo ya estaba cansada, que prefería pedir la baja antes que seguir trabajando de esa manera. En ese momento, me dijo que antes que yo pida la baja, me iba a correr de la Unidad Regional y que yo me acuerde que todo lo que él pide al Jefe de esa Unidad, él lo avala como ya pasó con siete compañeros y compañeras”, relató la Cabo ante la fiscal Spinatto en esta denuncia en la que apunta a una posible connivencia entre José Luis K. y Marcelo Ch.

Las presuntas represalias de los denunciados

Ante las denuncias formuladas ante la Justicia y Asuntos Internos, las respuestas de los acusados con un cierto grado de poder en la Unidad Regional XI y en Alba Posse, no se hizo esperar. Según fuentes consultadas, Jefatura y Asuntos Internos, al no apartar a los denunciados, permitieron un “hostigamiento constante” y una manipulación de cada persona que fue llamada a declarar en las causas por acoso.

De acuerdo con las fuentes, hubo reuniones en los que José Luis K. habría hecho referencias a que leerá las declaraciones de cada uno por lo que tendrían que tener cuidado con lo que contarán para no tener así represalias.

Las fuentes consultadas, en estricto off-the-record, señalaron que el jefe de Comisaría de Alba Posse, tendría al personal acorralado, amedrentado con traslados adentro y fuera de la unidad basándose en que los mismos habrían sido propuestos un día y salido al siguiente.

Una nota de apoyo al jefe de la comisaría denunciado, que estaría siendo firmada bajo amenazas

Asimismo, habría un contacto político “que ayuda a estos jefes. Cansados de esa situación, se presentaron en la oficina de Asuntos Internos con declaraciones extensas donde consta maltrato, abuso de autoridad, amenazas, hostigamiento, acoso sexual y laboral hacia el personal femenino y laboral al masculino”, señaló una fuente reservada sobre el caso.

Por otra parte, hay varias constancias de estrés psicológico en oficiales víctimas del hostigamiento laboral, vinculado a los presuntos acosos sexuales ventilados y denunciados ante la fiscalía 1 de Posadas.

En este contexto explosivo, se conoció también que circulando una nota de apoyo a José Luis K., que estaría siendo firmada bajo amenazas o extorsión, por buena parte de los subordinados del jefe denunciado. Esa nota sería presentada en Jefatura, para respaldar al acusado. Mientras tanto, las presuntas víctimas no cuentan con la más mínima contención y protección de Jefatura, con los denunciados actuando sin ningún tipo de restricciones.

Comentarios