Provinciales

Garupá: “Me están tratando de desvalijar la casa de nuevo y la policía no hace nada”, asegura vecina

Lo denunció Marta Krachuka, dueña de un quincho en el barrio Chogui, en el que ya sufrieron un robo. La policía tiene imágenes y huellas digitales, pero la investigación no avanza.

Garupá: “Me están tratando de desvalijar la casa de nuevo y la policía no hace nada”, asegura vecina

POSADAS. Una fuerte denuncia por inseguridad y posible “zona liberada” en el barrio Chogui de Garupá se conoció este martes, tras la denuncia de Marta Krachuka, que hizo público su malestar y temor por el accionar de dos maleantes que la policía dice desconocer. Según Krachuka, los delincuentes ingresaron en un quincho de su propiedad, robaron elementos y trataron de destruir un sistema de videovigilancia del inmueble. Sin embargo, quedaron registrados en el robo que tuvo lugar en la madrugada del 14 de Abril.

Dos semanas después, la policía de Garupá dice no tener indicios de quiénes pueden ser los delincuentes. Y, según Krachuka, la llaman comisarios para saber si cuenta con algún dato nuevo para esclarecer el caso. Pero eso no es todo. De acuerdo con la mujer, el sábado último, los mismos asaltantes estuvieron en la zona, aprovechando la oscuridad que se produce en determinadas zonas aledañas al quincho, por el mal funcionamiento del alumbrado público.

“En nuestro quincho de Garupá, el 14 de abril, a la madrugada llegaron dos hombres en una moto. Uno ingresó, rompió todas las puertas, cadenas, candados y ventanales. Se llevaron un equipo de música portátil y una batería que alimenta las cámaras de seguridad del quincho, una zapatilla y transformadores”, relató Krachuka, en diálogo con MisionesCuatro.

Y añadió: “Como las cámaras están bastante guardadas, por ahí no se dieron cuenta que estaban siendo grabados. Pero quedó registrado, por suerte no se llevaron el DVR. Gracias a eso, está grabado todo lo que hicieron adentro”, confió la vecina.

De acuerdo con Krachuka, “van a hacer dos semanas (del robo) y la policía me llama todo el día. Pero no tienen ninguna prueba. Desde el robo, desfilaron más de 50 policías por el quincho. Tomaron huellas digitales llevaron las imágenes de las cámaras. No puede ser que nadie los conozca”, se quejó la denunciante, y añadió que “un comisario dijo que las huellas no sirven”.

En esta línea, Krachuka mostró su malestar porque la investigación no avanza y los uniformados piden datos a los propios damnificados. “Me llaman los comisarios todo el día. Desde la división de Cibercrimen me dijeron que iban a mejorar las imágenes y me las iban a pasar, pero hasta ahora, nada”, reveló.

“Me llaman preguntándome si algún vecino o yo misma, tenemos una novedad. Pero son ellos los que tienen que investigar. Si les dimos las pruebas para que investiguen”, insistió Krachuka.

Por otra parte, Krachuka denunció también que los maleantes volvieron al lugar, como si estuvieran haciendo un trabajo de logística, para volver a robar. “Inclusive el sábado, vinieron estas personas, cuando nosotros estábamos en el quincho. Apagan las motos y quedan en la esquina esperando. Salimos y se van rápido”, contó la vecina, y explicó: “Hay un alumbrado que se apaga. Cuando se apaga un rato el alumbrado, aprovechan y vienen. Las cámaras de un vecino registraron cuando vinieron desde afuera”, señaló.

Para Krachuka, los delincuentes, “tienen bien registrado cuando se apaga la luz. Y aparecen. Me están tratando de desvalijar la casa de nuevo y la policía no hace nada”, sentenció.

“Pedimos que nos mejoren el alumbrado, que arreglen el foco que se apaga y prende y que pongan otro más en la esquina. Y a la policía que investigue, no puede ser que nos pregunten a nosotros si tenemos un dato”, finalizó.

Comentarios