Provinciales

Insisten en que la presión fiscal pulveriza a los aserraderos en Misiones

El empresario misionero Osvaldo Simmer, quien trasladó su pequeño aserradero a Mendoza, explicó que por los impuestos que aplica Rentas en Misiones, la rentabilidad se reduce a la mitad. En cambio, en Virasoro, puede comprar materia prima a mejor precio y duplicar ganancias.

VIRASORO, CORRIENTES. Confirmada la salida de Miguel “Pimpi” Thomas al frente de la Dirección General de Rentas, el empresario misionero Osvaldo Simmer se explayó sobre los efectos de la Aduana Paralela y la presión fiscal sobre la actividad maderera en Misiones.

Simmer, quien recientemente trasladó su empresa Pyme a Mendoza, aseguró que duplica sus ganancias comprando materia prima en Virasoro (Corrientes), a partir de los mejores precios. Un tema que está directamente vinculado con la menor presión fiscal en la vecina provincia.

Respecto de los controles de Rentas y la Aduana Paralela, Simmer contó que tiene colegas empresarios mendocinos “que antes mandaban vinos”, pero “se puso duro y tienen muchos impedimentos. Si la carga no coincide con los ingresos brutos pagados en el momento, les retienen la carga. Por alguna burocracia, los dejan parados 3-4 horas parados a los choferes. Ojalá mejore eso y reactiven la provincia”, puntualizó.

El crecimiento de Corrientes a expensas de Rentas Generales

El empresario precisó que en su rubro, decidió comprar materia prima en Virasoro, pese a no tener la calidad de las maderas misioneras. “Podés comprar un machimbre de tres cuartos, de primera calidad, que si lo obtengo de Misiones, tengo que venderlo a los 300 pesos. Si lo compro de Corrientes, puedo venderlo a 250 pesos. Y le gano un 40% comprando en Virasoro y un 25% comprando en Misiones”, graficó Simmer. “Es una diferencia importante”, agregó.

Según el joven empresario, Corrientes creció como productora de maderas, por la barrera fiscal que impuso la Dirección General de Rentas y el gobierno misionerista. Lo mismo ocurriría con la producción vitivinícola de San Juan, si se impusiera una barrera fiscal similar en Mendoza. “Conozco aserraderos de Corrientes que, aún en la crisis, no dan abasto”, puntualizó Simmer.

Ahora, el empresario misionero está negociando convertirse en distribuidor mayorista de un aserradero correntino. “Tengo toda la estructura para montar un aserradero en Misiones, pero no me dan los números”, aseguró. “A mi viejo, le llevó lágrimas mantener el aserradero familiar y cerrarlo fue durísimo”, contó el joven sobre el emprendimiento cerrado en la zona de Capioví.

Más noticias
Comentarios

Más de provinciales

Policiales
Espectáculos
<