Provinciales

Jonas Petterson: “Hay que cambiar la ley del Inym”

cargando anuncio

El precandidato a diputado nacional por Unión Popular propuso la modificación de la norma de creación del Instituto Nacional de la Yerba Mate por considerarla obsoleta. El productor yerbatero indicó que llegó a la política para ayudar al sector agrario de la provincia.

Jonas Petterson: “Hay que cambiar la ley del Inym”

El precandidato a diputado nacional por Unión Popular propuso la modificación de la norma de creación del Instituto Nacional de la Yerba Mate por considerarla obsoleta. El productor yerbatero indicó que llegó a la política para ayudar al sector agrario de la provincia.“Es un orgullo que Pedro (Puerta) me dio oportunidad de acompañarlo en la lista”. Así el productor de yerba mate Jonas Petterson mostró su alegría por participar de las elecciones PASO como precandidato del peronismo en la provincia.

Comentó que de lunes a viernes trabaja en su chacra de la localidad de Andresito, en el norte de Misiones y dedica los fines de semana a la actividad de campaña. “Hay que ponerle garra y corazón y meterle para adelante”, dijo con sencillez.

“La política es importante para nosotros (los yerbateros) que necesitamos leyes que nos favorezcan”, respondió Petterson al ser consultado por los motivos que lo llevaron a postularse para una banca legislativa.

Con respecto a los representantes misioneros que actualmente se desempeñan en el Congreso, el productor agrario consideró que “lamentablemente están abocados a cubrir su pellejo” y no legislan a favor de las necesidades del pueblo. “De los otros candidatos no vale la pena hablar. La sociedad ya se dio cuenta de su accionar como políticos”, opinó.

Asimismo llamó al diálogo entre todos los integrantes de la cadena yerbatera para encontrar una solución a la crisis actual, agregando que “los gobiernos ganan dinero con la producción” de yerba. En ese sentido, analizó que existe una diferencia muy importante entre el valor del paquete que sale del molino en alrededor de 28 pesos y el producto final que se vende en las góndolas de los supermercados a 60 pesos, donde el yerbatero ya no interviene.

Además afirmó que se debe reformar la norma que creó el Instituto Nacional de la Yerba Mate, argumentando que “algunas partes de la ley del Inym que están obsoletas”. También sostuvo que es preciso hallar un método de cumplimiento de las normas en general. “Hay que ver qué pasa en este país que no se cumplen las leyes. Necesitamos una oposición que denuncie esas cosas”, subrayó.

“La yerba es el producto más noble de esta tierra. Es la que hace funcionar la provincia. Cuando no anda la yerba, los pueblos están en la miseria”, resumió Petterson. “Somos gente sana, que vivimos del trabajo, nos involucramos en la política para aportar lo que pueda mejorar a mi sector. Es hora de que la gente nueva tenga la posibilidad de participar”, concluyó.

vb

Comentarios