Provinciales

Klingbeil: “Apareció el viejo fantasma de que pisoteen el precio de la yerba”

El dirigente de APAM y productor yerbatero, Cristian Klingbeil se mostró preocupado por el desenlace de la sesión de precios en el INYM, y la intención del gobierno, de “controlar la inflación y tener yerba barata en Buenos Aires, a costa de la ganancia del productor”.

Klingbeil: “Apareció el viejo fantasma de que pisoteen el precio de la yerba”

POSADAS. “Ya nos pasó con el famoso (ex secretario de Comercio Guillermo) Moreno”, lanzó el productor Cristian Klingbeil, quien insistió en que con el retorno del kirchnerismo al gobierno nacional, reapareció en el sector yerbatero, una alarma ante una posible presión para estancar el precio de la hoja verde y así obtener un precio del producto, artificialmente barato.

En diálogo con MisionesCuatro, el dirigente de APAM (Asociación de Productores Agrarios de Misiones) indicó que está al tanto de las negociaciones que se desarrollan en la sesión de precios de la yerba en el INYM (Instituto Nacional de la Yerba Mate). Y remarcó: “apareció el nuevo viejo fantasma que pisoteen el precio de la yerba para controlar la inflación a costa de la mano de obra y la ganancia del productor, para controlar la inflación y tener yerba barata en Buenos Aires”, fustigó el productor.

“Esto nos pone en alerta. Se rumorea que, si no nos ponemos de acuerdo con el precio de la yerba en el INYM, el precio que vendría del laudo (nacional), sería muy, muy bajo”, advirtió el dirigente agrario, y añadió que, además, existe una “amenaza de control de precios porque la yerba es uno de los productos que más subió en góndolas”.

La pelea de precios en el INYM

Consultado por MisionesCuatro, Klingbeil insistió en que “los productores estamos en el medio entre lo que quieren cobrar los cosecheros y lo que nos pueden pagar. Los trabajadores están pidiendo un aumento muy grande. No ponemos en discusión ese pedido, pero se habla de retrotraer precios a valores de mitad del año pasado. Esto generará problemas porque tendríamos que trasladar recortes y no tenemos intenciones en volver para atrás en el precio de la tarefa ni tener conflictos con los tareferos”, enfatizó el dirigente de APAM

“Estamos teniendo una primaverita en cuanto a precios, cobrando en efectivo e incluso por adelantado, por la falta de materia prima. El precio ronda los 22 pesos, pero hay precios más altos si se paga con cheques a 30 o 60 días. La propuesta de la industria es 19 pesos (por kilo de hoja verde), por debajo de lo que se está pagando. Cuando se fijó este (valor de referencia) de 15 pesos, ya se estaba pagando 18 pesos. Siempre venimos atrasados”, puntualizó.

El temor a una regulación desde arriba

Asimismo, Klingbeil deslizó que la industria, “aprovechando este humor (política de precios) de Nación”, puede “aprovechar para pisotear precios”. “Estamos en medio de un conflicto raro y la mejor jugada puede salir peor”, remarcó el dirigente sobre la posibilidad de no acordar e ir a laudo, con el riesgo de un valor más bajo de lo que podrían acordar en el INYM. “Con el gobierno anterior y la gestión de Moreno, estuvimos hasta 6 meses sin actualización de precios, porque no querían subir el valor en góndola para frenar la inflación. Y no les importa la situación del productor, del tarefero y del secadero o lo que importa la yerba para la producción misionera”, enfatizó.

Sobre el final de la entrevista, Klingbeil explicó que durante el gobierno de Mauricio Macri, en las negociaciones del INYM sufrieron las amenazas de una “liberación de precios”, pero “cuando iba al laudo de Nación, siempre venía un precio por arriba de lo que podríamos haber acordado. Con el gobierno anterior peleábamos contra la desregulación y ahora tenemos un miedo a una regulación de arriba para abajo”.

Marcha en recuerdo de la Masacre de Colonos en Oberá

En otro orden de temas, Klingbeil confirmó una movilización de productores por los hechos de robo e inseguridad en las chacras y en recuerdo de los colonos asesinados en la famosa Masacre de Oberá, del 15 de Marzo de 1936. “Fue una fecha triste para nuestro agro. En el mismo lugar donde se llevó a cabo la mortandad más grande de productores, queremos hacer un acto y luego marchar a uno de los juzgados como algo simbólico para que la Justicia trabaje diferente en el tema de los robos (rurales)”, precisó.

Comentarios