Provinciales

La CELO le debe a EMSA $476 millones y los fallidos generadores cuestan U$S 180 mil mensuales

Según el Secretario del Consejo de Administración Jorge “Coki” Duarte, la deuda de la cooperativa eléctrica supera los 476 millones y la provincia, por su parte, aún no dio explicaciones por el fiasco de los generadores-delivery, que fueron inaugurados durante la campaña y no funcionan.

La CELO le debe a EMSA $476 millones y los fallidos generadores cuestan U$S 180 mil mensuales

OBERÁ. En diálogo con Misiones Cuatro, Jorge “Coki” Duarte, actual Secretario del Consejo de Administración y ex síndico de la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá, informó que la deuda exigible de la CELO con Energía de Misiones (la ex EMSA) es de $476.161.723. Y que se torna imperativo para la economía de la cooperativa que exista la “decisión política” del gobernador Passalacqua de quitar los intereses de esa deuda. Si eso ocurriera, el monto a pagar se reduciría a la tercera parte (entre 150 y 160 millones de pesos).

El monto de la deuda que la CELO mantiene con la ex EMSA fue motivo de controversias y disputas, incluso de tipo personal, entre los titulares de ambas entidades: Pedro Andersson y Guillermo Aicheler. Además, el ministro de Hacienda lanzó una dura advertencia pública al  amenazar con que “si la CELO no paga EMSA le cortará la luz”.

Duarte se mostró optimista respecto al arribo de un acuerdo, pero siempre remarcando lo indispensable que será que el hoy gobernador Passalacqua o su sucesor Oscar Herrera Ahuad, con quién habló del tema, tomen la decisión política de bajar esos intereses. “Cuando firmamos el convenio de pago con EMSA el contexto económico era otro. Después el dólar se disparó y llegó un momento que ya no sabíamos qué estábamos pagando”, disparó Duarte.

El bluff de los generadores delivery

Con respecto al fiasco de la docena de generadores delivery, inaugurados en campaña electoral como un paliativo cuando la línea de 132 kV saliera de servicio pero que el pasado lunes 29 de julio, cuando Oberá y toda la zona centro estuvieron cinco horas sin energía eléctrica, no funcionaron, Duarte explicó que “nuestros técnicos nos dijeron que no tuvieron la suficiente potencia para andar”.

Que desde el estado provincial o la empresa EMSA deberían estar informando que falló en los generadores (hasta ahora no lo hicieron). Y especificó que el costoso alquiler mensual que se le paga a la empresa rosarina por esos aparatos no lo abona directamente la CELO sino el estado provincial, ergo, los contribuyentes misioneros. ¿Cuánto se le paga a la empresa Secco por el alquiler de los generadores? 

“Unos 180 mil dólares mensuales”, informó Duarte (son unos ocho millones de pesos). Duarte también informó que el contrato con la empresa es por dos años y que “Secco fue acercada por la gente del gobierno provincial”.

Duarte dijo que la CELO emplea a 263 personas; que se ha tomado gente nueva “para reemplazar a quiénes se van jubilando. Y sobre todo en el sector de redes rurales, donde se precisa mucha gente para cubrir la inmensa área de cobertura”; que otros fueron recategorizados “según el convenio de trabajo pertinente”; que el presidente de la cooperativa percibe 35 mil pesos mensuales; que cada consejero titular cobra 2 mil pesos por reunión (y tienen dos por semana); y que cada consejero suplente cobra 8 mil pesos mensuales.

Duarte informó que la CELO está en tratativas para brindar un servicio de televisión por cable a través de fibra óptica, a favor de que el sector de telecomunicaciones es de las pocas áreas que siempre dan ganancias.

“Si el estado provincial no tiene el gesto político de quitar intereses de esa deuda que tanto se infló, va a ser muy difícil poder abonarla”, reflexionó Duarte.

Y frente al disparate que hace unos días declaró en medios locales Néstor Mattos, tesorero de la CELO; adjudicándole toda la responsabilidad de lo que pasa en la entidad al gobierno nacional (como si lo actuado por Rindfleisch y sus lacayos, y la falta de inversión en generación y distribución en los más de tres lustros de gobiernos renovadores fueran hechos que la población imaginó y hasta diciembre de 2015 la CELO iba de maravillas), Duarte “lamentó” el “apuro” del tesorero al decir lo que dijo (que además la pifió con la cifra de la deuda con la ex EMSA al decir que eran 317 millones de pesos) y asumió la necesaria autocrítica que deben tener los administradores de la cooperativa.

Y los de la provincia. Hay que recordar que en 2015, Passalacqua licitó una nueva línea de 132 kV pero jamás se puso ni un poste.

Hugo Passalacqua, el gobernador obereño (como se lo promocionaba en la campaña electoral), ¿tomará esa decisión política de quita de intereses? ¿O habrá que esperar a diciembre, cuando asuma el cargo el electo gobernador santiagueño Oscar Herrera Ahuad?  Para Duarte y para otros consejeros de la cooperativa, el futuro de la CELO depende mucho de eso.

Por Walter Anestiades para misionescuatro.com

Más noticias
Comentarios

Más de provinciales

Policiales
Espectáculos
General
<