Provinciales

La pequeña Jade tiene leucemia y necesita ayuda

cargando anuncio

Fue diagnosticada hace 10 días. Tiene 4 años, vive junto a su familia en una casilla de madera con letrina. Su padre, Cristian Peralta vende alfajores en los colectivos urbanos y pide ayuda para construir un lugar donde Jade pueda tener las condiciones necesarias para afrontar la quimioterapia.

POSADAS. Cristian Peralta es uno de los tantos vendedores de alfajores de los colectivos urbanos de la capital misionera, de esa forma mantiene y sostiene su hogar. Es padre de dos chicos y junto a su esposa viven en una humilde vivienda en Ñu Porá (Garupá). Hace 10 días, su pequeña hija Jade de 4 años, fue diagnosticada con leucemia y se encuentra internada en el Hospital de Pediatría.

“Pensamos que tenía una gripe como suelen agarrar los chicos, pero dos o tres días después ya no quería comer ni levantarse, siempre fue una nena hiperactiva, juguetona, gordita, hermosa y sana. Nos asustamos, vinimos al Hospital y le diagnosticaron leucemia. Eso nos destruyó, nos partió al medio, no es algo que uno piense que le va a agarrar a uno de sus hijos y menos a una bebé que recién empieza a vivir”, relató.

Cristian contó que siempre “se ganó el mango honradamente” y sin pedir nada a nadie, pero llegó el momento de pedir ayuda. La pequeña Jade ya se sometió a  quimioterapia y los médicos realizaron varias advertencias a sus padres: “Tenemos que esperar la caída del pelito de ella, anoche ya empezó con dolores en sus piernitas, es muy difícil. Los médicos nos dijeron que necesita un lugar de higiene absoluta y eso me duele porque no se lo voy a poder dar”, dijo con la voz quebrada. El vendedor vive en una casilla de madera de 3 x 3 con letrina, “No puedo volver a meter a mi hija ahí. Necesito una habitación con baño para ella, pero no en ese lugar”, sostuvo.

“Me cuesta esto, porque nunca pedí nada, todo me lo gané siempre por mis propias manos, es duro. Si pudiera levantaría la casa para mi hija, rompiéndome el alma y sin pedir nada”, expresó el padre de Jade. “Yo me rebusco vendiendo alfajores en las paradas y arriba de los colectivos, porque no hay trabajo. Hay muchas cosas que sé hacer, soy chofer, tengo experiencia en pintura, pero no consigo laburo también por mi edad”, contó.

Los interesados en ayudar a Jade y su familia, pueden comunicarse a los teléfonos: 3765120379 / 3765103089

vm.

Comentarios