Provinciales

Las usurpaciones también “van a pasar acá y el campo está en alerta”, dijo dirigente agrario misionero

cargando anuncio

El ganadero Pablo Cáceres mostró su preocupación por las usurpaciones de tierras propiciadas por organizaciones sociales alineadas con el gobierno kirchnerista, como la que encabeza Juan Grabois en Entre Ríos.

POSADAS. Para el dirigente ganadero Pablo Cáceres, ex presidente de la Sociedad Rural de Misiones, las usurpaciones de tierras que son noticia nacional por el caso de la estancia Casa Nueva, de la familia Etchevehere en Entre Ríos, son como un globo de ensayo de un sector del gobierno K, para avanzar contra la propiedad agraria en todo el país.

“Hasta ahora, ninguno de los políticos que nos están gobernando se pronunció contra la toma de tierras. Empezaron con los mapuches en el sur, tomando casas, quintas y chacras. Después se extendieron a provincia de Buenos Aires, tomando terreno y a Entre Ríos, tomando campos. Esto es una cuestión política. Este gobierno de zurdos, nos quiere llevar a esa situación. (Pero) el campo está en alerta”, bramó el ganadero.

En esta línea, Cáceres comentó, sin confirmar la información, que la semana pasada, le informaron de usurpaciones de tierras en Oberá. “Me dijeron que hay una ocupación de 92 familias que vinieron del conurbano y se apropiaron de chacras”, sostuvo, aclarando que no pudo confirmar ese dato.

“Todas las asociaciones rurales del país están convocando a sus integrantes para que estemos alerta y levantar las voces para que esto no suceda. No puede ser que unos vagos que nunca han laburado ahora se quieran aprovechar de una situación política. Lastimosamente, el gobierno no se pronuncia. Acá tiene que haber un pronunciamiento total y absoluto del gobierno para que el productor que está plantando soja, criando vacas o produciendo alimentos, se sienta tranquilo en su trabajo diario”, subrayó Cáceres y agregó: “No tenemos por qué andar cortando rutas”.

Para el dirigente, estas usurpaciones apañadas por el Estado, se tienen que terminar “o vamos derecho a Venezuela o Cuba”.

En tono crítico a la apreciación del presidente Alberto Fernández sobre el conflicto en los campos del ex ministro de Agricultura, Luis Miguel Etchevehere y su familia, Cáceres sostuvo: “Si es un campo que está en producción por la familia Etchevehere, hay que respetarlo. El campo no pude estar supeditado a las ejecuciones de la justicia”, lanzó.

“Fernández es un improvisado. No puede decir una guasada de esa naturaleza, es una cuestión de familia, no de ricos. Pero la justicia ya se expidió (sobre la sucesión de la familia Etchevehere)”, aclaró Cáceres, criticando los dichos del presidente, que dijo que era un conflicto entre familias y un problema entre ricos.

Para Cáceres, en las usurpaciones que se están viendo, hay un revanchismo con respecto a la resolución 125 (la de las retenciones móviles a la soja de 2008, que originó el paro agropecuario, lock out y corte de rutas). Ahora mandaron al payaso de (Juan) Gravois para hacerlo sufrir al campo. Estamos al borde de una guerra civil si esto sigue así”, alertó.

En esta misma línea, Cáceres opinó que las usurpaciones como las del campo Etchevehere tienen un componente político y clientelar. “Los ‘planeros’ (desocupados que perciben planes sociales) son llevados por estos tipos para hacer cuestiones contra la producción”, enfatizó.

En cuanto a si este proceso podría darse en Misiones, Cáceres no dudó: “Esto va a pasar acá. Es un tiro para ver si sacan un buen fruto. Si es así, van a ir por las casas, departamentos, campos y chacras”, remató.

Comentarios