Provinciales

“Los que manejan el Estado, ven un negocio en el cannabis medicinal”, alertan

“Es un negocio y los que manejan el Estado, ven un negocio en esto. Los pacientes tenemos otra intención. Que la provincia hiciera de esto un negocio, pero que tuviera una mirada, desde la medicina para los seres humanos. No hacer comercio con empresas, registros y sociedades del Estado que no rinden cuenta de nada”

“Los que manejan el Estado, ven un negocio en el cannabis medicinal”, alertan

POSADAS. Conocido apertura de la inscripción de germoplasma nacional de Cannabis sativa L. para uso medicinal en el Registro Nacional de Cultivares y/o el Registro Nacional de la Propiedad de Cultivares del INASE (Instituto Nacional de Semillas), algunos pacientes que utilizan el cannabis medicinal comenzaron a expresar sus dudas respecto de los fines de la regulación. Para muchos, el cannabis es vital para mejorar su calidad de vida frente a padecimientos como la fibromialgia o la epilepsia.

Entre esos pacientes está Susana Bartz, una activista por el uso de cannabis medicinal reconocida en Misiones. En diálogo con MisionesCuatro, Bartz aclaró que aún no leyó en detenimiento lo informado por el gobierno nacional.

Sin embargo, se mostró suspicaz respecto de la iniciativa. “No me queda claro quién pretende enseñarnos a los pacientes que usamos cannabis durante varios años para tratar nuestras dolencias”, manifestó Bartz, una paciente de fibromialgia. “¿Quién nos va a enseñar sobre cepas? ¿Quién autoriza a la paciente a que se cultive su medicina? ¿Sería la Red Procan, el Ministerio de Salud o el médico? Son tres actores de los que yo no sé nada”, apuntó Bartz.

Bartz pidió una mirada “desde la medicina para los seres humanos”

Y con respecto al registro de la Propiedad de Cultivares del INASE, “¿quién tiene acceso al registro? Aparentemente, ese registro tiene que ver con el médico que me trata. Pero en general, los médicos no saben nada de cannabis”, comentó la activista por el uso del cannabis medicinal.

Para Bartz, estas regulaciones nacionales y provinciales apuntan a lucrar con el cannabis medicinal. “Es un negocio y los que manejan el Estado, ven un negocio en esto. Los pacientes tenemos otra intención. Que la provincia hiciera de esto un negocio, pero que tuviera una mirada, desde la medicina para los seres humanos. No hacer comercio con empresas, registros y sociedades del Estado que no rinden cuenta de nada”, disparó Bartz en obvia referencia a MisioPharma SE, una sociedad creada en noviembre del 2019, antes de que se sancionara la ley del cannabis medicinal.

“Se despreció que los seres que usamos una planta de la naturaleza, que Dios puso. Ellos se adueñan de una planta y ellos van a poner restricciones. Es el negocio”, se quejó Bartz.

Lo que se sabe del registro

De acuerdo con información oficial difundida en las últimas horas, la sanción del Decreto N° 883/2020 motivó el desarrollo de herramientas tendientes a facilitar el acceso oportuno y equitativo de la planta de Cannabis y sus derivados como tratamiento medicinal, terapéutico y/o paliativos del dolor.

En paralelo, organismos académicos, universidades y centros de investigación llevan a cabo estudios e investigaciones relacionados con las distintas variedades de cannabis, etnobotánica, morfología, taxonomía, anatomía y caracterización química de las variedades.

Ese desarrollo conjunto requiere instrumentos que garanticen el aprovisionamiento de los insumos necesarios para la investigación médica y/o científica de la planta de Cannabis y sus derivados, incluyendo aquellas relacionadas al cultivo y a la producción.

Como parte de este proceso es sustancial trabajar en la seguridad y la calidad del producto, brindando herramientas para la estandarización de las genéticas obtenidas. Esto permitirá someterlas a certificaciones nacionales para su posterior conformación como semillas nominadas, que serán utilizadas como insumos en la producción de cultivares de calidad comprobada.

De acuerdo con el INASE, la regulación permitirá:

*Garantizará el objetivo central de la Ley Nº 27.350 en relación al acceso al cannabis medicinal por parte de ciudadanos y ciudadanas.

*Permitirá a quienes cultivan sus propias plantas, el acceso a semillas de calidad e identidad certificada y, a quienes consumen sus productos, información fehaciente sobre ellos.

*Pondrá en valor el trabajo de todos aquellos que a lo largo de estos años han investigado y estudiado las propiedades de la semilla de esta especie, aún cuando la actividad no estaba contemplada en la Ley.

*Posibilitará la comercialización y eventualmente la utilización del derecho de obtentor.

*Colaborará en la ampliación de la soberanía tecnológica, permitiendo la investigación, el desarrollo y el mejoramiento de variedades aplicadas al territorio nacional y sus características propias.

Comentarios