Provinciales

Lovato admitió que aserraderos trabajan apenas 3 días a la semana

El intendente de Montecarlo se refirió a la crisis profunda de la actividad maderera y reveló que la reducción de horas laborales en los 38 aserraderos de la zona “está causando mucho daño en la economía familiar”. El alcalde calificó de “gran solución” la Emergencia Alimentaria.

MONTECARLO. Jorge Lovato, el alcalde de Montecarlo, admitió que la actividad maderera está inmersa en una crisis muy profunda y esto afecta a la economía de su comuna, al punto que buena parte de los trabajadores están con jornadas laborales de apenas 3 días a la semana.

El intendente renovador habló con MisionesCuatro antes de participar de un foro de seguridad con las autoridades de la Jefatura de Policía de Misiones, señalando que está preocupado por los crecientes casos de robo de yerba, abigeato y por el reciente asalto comando en un micro, donde delincuentes se hicieron con un botín cercano a los 30 mil pesos.

Sin embargo, el punto saliente de la entrevista se dio cuando el alcalde se refirió a la crítica situación económica y laboral. Al abordar el problema de la debacle económica que atraviesa el municipio y la provincia, Lovato admitió que los aserraderos de la zona, están reduciendo horas de trabajo a niveles inéditos.

“Estamos con mucha esperanza en que este gobierno nacional sea mejor. Pero la semana pasada volvimos a Buenos Aires a pedir ayuda. En Montecarlo hay 38 aserraderos, de los cuales, muchos están trabajando pocos días o pocas horas al día. Eso recae en el municipio con ayudas económicas o alimentarias”, admitió el alcalde, dejando en claro que la recesión productiva, incide en el deterioro del tejido social del municipio.

La debacle de los aserraderos y la Emergencia Alimentaria

Repreguntado sobre si hubo despidos, Lovato no quiso entrar de lleno en el tema, pero admitió que “la gravedad es las pocas horas que trabajan (los empleados). Obviamente, trabajan tres días a la semana y eso hace mucho daño a la economía familiar”, reveló Lovato, sin hacer mención alguna a la feroz presión fiscal que impone la provincia, sobre todo, a los pequeños y medianos aserraderos.

“Con la gran cantidad de trabajadores estacionales y de desocupados, se dificulta más. Estamos muy esperanzados en el gobierno nacional y en la ayuda de la provincia. La Ley (provincial) de Emergencia Alimentaria fue una gran solución para los municipios que estamos en esa situación”, opinó el alcalde renovador.

Como era previsible, Lovato prefirió no hablar de los bajísimos porcentajes de coparticipación que reciben de la provincia. Un tema candente porque pese a tener mayoría en la Cámara de Representantes desde hace décadas, el oficialismo renovador no quiere elevar los montos de la coparticipación provincial, estancados en un 12% en promedio.  

Comentarios
Más noticias