Provinciales

Oberá: se hizo la estéril Audiencia Pública por el aumento del boleto

cargando anuncio

La instancia previa al aumento del transporte urbano de pasajeros tuvo lugar este miércoles en la ciudad que conduce el intendente Carlos Fernández. Apenas se anotaron 23 personas para participar de las audiencias que no son vinculantes.

Oberá: se hizo la estéril Audiencia Pública por el aumento del boleto

La instancia previa al aumento del transporte urbano de pasajeros tuvo lugar este miércoles en la ciudad que conduce el intendente Carlos Fernández. Apenas se anotaron 23 personas para participar de las audiencias que no son vinculantes.

OBERÁ. En la mañana de ayer se realizó la séptima Audiencia Pública por el aumento del boleto del transporte urbano en Oberá. Un mecanismo de pseudo-participación ciudadana incorporado en su momento a la Carta Orgánica del municipio por la mayoría de convencionales constituyentes renovadores que la consagraron como no vinculante. Esto es, lo expresado en ella por los ciudadanos no debe ser asumido obligatoriamente por los concejales. De hecho, nunca lo toman en cuenta.

De los veintitrés ciudadanos inscriptos para exponer en la Casa de la Historia y la Cultura del Bicentenario (el mismo número del año pasado), concurrieron y lo hicieron diecisiete (el año pasado expusieron dieciséis, uno menos). En primer lugar habló Facundo Zárate, representante de la empresa “Capital del Monte”, la monopólica prestataria del servicio. Luego habló Guillermo Correa, Director de Inspección General y Tránsito. Y luego hablaron los vecinos.

La empresa solicitó un aumento del ciento por ciento en el valor del boleto único (que hoy por hoy está en $10 sin tarjeta y en $8,60 con tarjeta). Para “Capital del Monte” entonces, el boleto debería pagarse $20,27.

Según expreso Correa, el ejecutivo municipal considera que el boleto debe valer $12,50 en efectivo y $10 con tarjeta.

Hay un par de comunes denominadores en el reclamo de los ciudadanos. Uno es la implementación de una buena vez del boleto gratuito para jubilados, derecho consagrado en la Carta Orgánica que hasta aquí ha sido meramente testimonial. El otro es la adecuación del transporte a los pasajeros discapacitados, con rampas de acceso para las sillas de ruedas. Hasta hoy tampoco se tuvo en cuenta ese pedido.

Vale recordar, como lo informó Misionescuatro, que hace años está en discusión si la empresa está operando el servicio de manera legal o ilegal a favor de la súbita aparición de un doble contrato firmado en el omega de la gestión del intendente “Rolo” Dalmau en 2003, que extendía la concesión del servicio ya no hasta el 2013-cuando caducaba el primer contrato- sino hasta el año 2023. El alcalde Fernández tomó la decisión política de no investigar el asunto y dejarlo “en manos de la justicia”. Justicia que dictaminó no innovar ante una medida cautelar presentada por la empresa. Ergo, que podía seguir operando mientras avanzara la causa. Causa que, precisamente, no avanza.

Con el problema de fondo disimulado y silenciado, ahora el Concejo Deliberante se volverá a ocupar de lo coyuntural y decidirá el nuevo valor del boleto.Walter Anestiades

Comentarios