Provinciales

Oberá: tareferos tomaron la municipalidad

cargando anuncio

Este jueves, se vivieron momentos tensos en las casi dos horas en que el edificio estuvo tomado. Tareferas denunciaron agresiones policiales. Y funcionarios municipales denunciaron privación ilegítima de la libertad. Los tareferos se retiraron y prometieron volver el lunes.

Oberá: tareferos tomaron la municipalidad

Este jueves, se vivieron momentos tensos en las casi dos horas en que el edificio estuvo tomado. Tareferas denunciaron agresiones policiales. Y funcionarios municipales denunciaron privación ilegítima de la libertad. Los tareferos se retiraron y prometieron volver el lunes.OBERÁ. A media mañana de este jueves un número inédito de manifestantes, casi mil entre tareferos y quiénes los acompañaron, marcharon por la ciudad de Oberá a favor de ejercer el tradicional reclamo de asistencia para el período interzafra. En el periplo, que arrancó temprano con un reparto de mercadería en el complejo polideportivo “Ian Barney”,  incluyeron la sede local del Ministerio de Trabajo, la delegación de ANSES y la municipalidad de Oberá, cuya sede fue tomada al mediodía. Funcionarios  comunales los denunciaron por la toma ante la justicia y, ante sus reclamos insatisfechos, tareferos y compañía  prometieron volver el lunes que viene.

Se juntaron dos tradiciones: una clásica, el reclamo de asistencia para el período interzafra. Y otra más joven: exigir asistencia a la gestión del alcalde Carlos Fernández yendo a tomar el edificio municipal de la calle Buenos Aires (método de protesta nunca aplicado en los doce años de gobierno de Ewaldo Rindfleisch).

Temprano, personal de la municipalidad entregó “módulos alimentarios” (popularmente conocidos como bolsitas  con mercadería) en el complejo polideportivo “Ian Barney”. Unas mil setecientas bolsitas, según el municipio. Menos, según los tareferos, y que no alcanzaron para todos. A partir de ahí, se dividieron y fueron a varios lados: unos a la sede del Ministerio de Trabajo, en la avenida Sarmiento al 1.400, en donde fueron recibidos por el titular de la delegación local Evelio Candia. Allí Candia, de pública militancia kirchnerista, le tiró la responsabilidad al gobierno nacional por pagos no recibidos. “El recorte en el plus de subsidios a los tareferos por las contingencias climáticas es cosa de Buenos Aires. Nosotros acá solo somos pasamanos en los trámites”, dijo.

En paralelo, cortaron la avenida Sarmiento en el cruce con la calle Catamarca y pidieron reunirse con todos los sectores, incluído su gremio de base, la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores-UATRE-.

Otro grupo marchó a la ANSES, en pleno centro: Su titular, Silvio “Yoni” Contreras (exrenovador devenido macrista), se despegó del reclamo diciendo que “Si el gobierno nacional decide pagar a los tareferos, es mediante el Ministerio de Desarrollo Social o el de Trabajo. La Anses no participa en el trámite ni en la conformación de las listas”. Agregó que la gestión actual (la del Presidente Macri), “…amplió y le otorgó la Asignación Universal  a los hijos de tareferos que ahora cobran todo el año, tanto durante la cosecha como en la interzafra”.

El núcleo más numeroso y radicalizado fue hasta el edificio municipal en la calle Buenos Aires. Allí exigieron que les entregaran más bolsas de mercadería y, ante la explicación de que no había más y que son enviadas por el Ministerio de Bienestar Social de la Provincia, los tareferos tomaron el edificio y bloquearon las salidas, tanto para el personal de la comuna como para los ciudadanos que estaban adentro haciendo trámites. Se vivieron momentos tensos en las casi dos horas en que el edificio estuvo tomado. Algunas tareferas denunciaron agresiones policiales. Y cinco funcionarios municipales impulsaron una denuncia judicial por privación ilegítima de la libertad. Los tareferos se retiraron, insatisfechos, a las dos y media de la tarde. Prometieron volver el lunes que viene (este viernes hay asueto por el día del empleado municipal, trasladado del día 8 al día 10).

El estado clientelar, y la renovación es un ejemplo insoslayable en eso, acostumbró a muchos sectores al “pedid y se os dará”. Los tareferos van y piden…

 

Walter Anestiades para www.misionescuatro.com

Comentarios