Provinciales

“No hay compromiso del Estado para frenar el afano al productor”

cargando anuncio

Las duras palabras son de Julio Petterson, dirigente yerbatero de Andresito, quien insistió en que la cosecha está perdida y los productores definirán medidas de fuerza para no seguir perdiendo en 2018. Además, cuestionó al gobierno nacional por incumplir todas las promesas realizadas.

“No hay compromiso del Estado para frenar el afano al productor”

Las duras palabras son de Julio Petterson, dirigente yerbatero de Andresito, quien insistió en que la cosecha está perdida y los productores definirán medidas de fuerza para no seguir perdiendo en 2018. Además, cuestionó al gobierno nacional por incumplir todas las promesas realizadas y cruzó al Subsecretario de Agricultura, Luis Urriza, que mañana visita Posadas y no estaría dispuesto a reunirse con los yerbateros.POSADAS. “El Directorio del INYM es funcional a las grandes industrias”, bramó el productor y dirigente yerbatero Julio Petterson, quien salió con los tapones de punta contra el organismo nacional –con representación provincial- y contra funcionarios nacionales por incumplimientos de acuerdos y la falta de asistencia al sector. El referente de la Asociación de Yerbateros de Andresito, reveló que a fines de Agosto cuando culmina la cosecha, se reunirán los productores para definir el curso de acción de lucha y así evitar que se sigan incumpliendo los precios mínimos en la cosecha 2018. Además, cruzó al Subsecretario de Agricultura de la Nación Luis María Urriza, que mañana arribaría a Posadas y no tiene previsto reunirse con los productores.

Petterson reveló que con la Mesa Yerbatera, vienen reuniéndose con productores en distintos puntos de Misiones, corroborando las distintas modalidades de estafa que están sufriendo los colonos por parte de los molinos, que no están pagando el precio mínimo laudado. “Nación incumplió todo lo que podía incumplir. Los 1500 millones de pesos, no vinieron. Después ofrecieron 250 millones y no vinieron los fondos. Después ofrecieron 90 millones y tampoco los enviaron. No firmaron la cupificación de plantación, que sería una forma de regular la oferta y la demanda”, cuestionó Petterson, que recordó que el propio Urriza se había comprometido a esto tras el conflicto, toma y acampe frente al INYM, a principios de año.

En tono crítico hacia la gestión del Subsecretario de Agricultura de la Nación, “no me sorprendería que venga mañana y nos digan que no tienen fondos. Me encantaría que vengan y decidan crear el Mercado Consignatario y que los 150 millones de pesos que tienen en mano, lo entreguen en garantía al Banco Nación, para que empecemos a trabajar y sea este banco, el agente de cobranza y liquidación”, puntualizó el dirigente sobre uno de los históricos reclamos de los productores. Desde luego, cabe aclarar que los molineros se oponen fuertemente a un mercado consignatario en el que deban blanquear el volumen de sus operaciones, lo que significaría para ellos, revelar secretos sobre la rentabilidad de la industria tanto a potenciales competidores, como a los demás actores de la cadena yerbatera. También conllevaría a un blanqueo sobre las ganancias frente al fisco provincial y nacional; al mismo tiempo, se erradicarían las operaciones en negro.

Consultado por la visita de Urriza, el dirigente yerbatero de Andresito no ocultó su malestar por los rumores que indican que no los recibiría. “Si había un compromiso de Estado, de querer solucionar las cosas, nos iban a recibir para ver entre todos, como acomodamos las cosas para que el productor no pierda el año que viene, más aún. Hoy el productor ya perdió la cosecha. El Estado no se hizo cargo, tenemos un estallido social y no hay un INYM que respalde ni un Estado que se comprometa para frenar el afano constante a todo el sector”, sentenció con dureza, Petterson, en diálogo con este medio.

El referente añadió también que a fines de agosto cuando se celebre el cierre de cosecha en San Pedro, los productores, tareferos, secaderos y cuadrilleros se reunirán para definir un plan de lucha de cara a la zafra del 2018. “Queremos una solución y que el productor cobre lo que está fijado por ley, por intermedio de un banco para que como productor no tenga que sentarme a negociar con un secadero, que es el sándwich de la injusticia con la industria”, remató Petterson, en alusión a la difícil situación que atraviesan los pequeños y medianos secaderos, jaqueados porque la industria paga precios bajísimos y el Estado exige impuestos que “no se pueden afrontar”.JMM.

Comentarios