Provinciales

Rindfleisch estará a cargo de una obra pública con fondos nacionales

cargando anuncio

Se trata de la refacción del histórico polideportivo de Oberá, cuyo comienzo está previsto para mediados de agosto próximo y antes de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (P.A.S.O.), tendrá un costo de 58 millones de pesos.

Rindfleisch estará a cargo de una obra pública con fondos nacionales

Se trata de la refacción del histórico polideportivo de Oberá, cuyo comienzo está previsto para mediados de agosto próximo y antes de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (P.A.S.O.), tendrá un costo de 58 millones de pesos.OBERÁ (Walter Anestiades para www.misionescuatro.com) En la mañana de este miércoles se realizó la apertura de sobres de la licitación para refaccionar el histórico complejo polideportivo “Ian Barney” de la ciudad de Oberá. La ceremonia tuvo lugar en la Casa de Gobierno en Posadas, con la presencia del gobernador Hugo Passalacqua, del alcalde obereño Carlos Fernández, del ministro de Deportes Rafael Morgenstern y del titular de la dirección de Arquitectura provincial y exalcalde de Oberá, el controvertido Ewaldo Rindfleisch.

La obra, cuyo comienzo está previsto para mediados de agosto próximo y antes de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (P.A.S.O.), tendrá un costo de 58 millones de pesos. El dinero proviene de un fondo fiduciario del estado nacional.

La refacción del histórico polideportivo de Oberá contempla, además, la construcción de un anexo a lo ya existente. Una obra de unos 18 mil metros cuadrados y que, se anuncia, tendrá una pileta, una cancha de hockey, una de básquet, una de vóley, y un amplio sector de estacionamiento.

Se presentaron tres ofertas y habrá que elegir una. No trascendieron los nombres de los oferentes pero en la comunidad obereña existe preocupación por ser Rindfleisch quién administrará los recursos. Es que el arquitecto ha sido responsable de obras públicas que no se ejecutaron durante su extenso mandato de doce años en Oberá, a pesar de que los fondos para encararlas se enviaron. Al respecto vale recordar lo siguiente:

-Una serie de artículos periodísticos, publicados por Misionescuatro.

-Una denuncia judicial formulada por el ciudadano Ramón Escobar que duerme una regia siesta en el juzgado de la doctora Alba Kunzmann de Gauchat.

-Un proyecto de comunicación de la diputada provincial Alba Nilsson donde solicita al gobierno misionero que intime a su funcionario a presentarse ante la Justicia para vindicar su honor  (la Constitución Provincial señala que, ante una denuncia por posibles actos de corrupción, los propios funcionarios denunciados deben encargarse de despejar las dudas respecto al uso que le dieron a los fondos públicos)

-El vínculo entre lo denunciado por Escobar y la causa conocida como “la ruta del dinero K”. Los fondos llegados a Oberá para hacer las obras que no se hicieron (cuestión verificable a simple vista. Incluso una de ellas debería levantarse a metros del polideportivo), provenían del programa “Más Cerca: Más Municipio, Mejor País, Más Patria”, que manejaba el exsecretario de Obras Públicas kirchnerista, José López (el mismo que intentó ocultar casi nueve millones de dólares en un convento bonaerense de General Rodríguez en una madrugada y que está detenido en Ezeiza).

Ahora, como si todo lo descripto fuera virtual y sin que nadie haya siquiera amagado con explicar a dónde está el dinero que se envió (ya que las obras no están), Rindfleisch vuelve a administrar fondos para hacer obras, gozando de la impunidad que le da “El club del silencio” (integrado por funcionarios, empresarios, dirigentes sociales y periodistas) que fueron su respaldo durante los años de alcaldía.

“Cada hombre, en cada instante de su vida, es todo lo que ha sido y todo lo que será”, nos enseñó Oscar Wilde.

Rindfleisch siempre será Rindfleisch.

Comentarios