Provinciales

El defensor de García aseguró que hubo elevación a juicio “sin pruebas”

El abogado José Luis Rey, representante del hijo de la ex Asesora Legal del Iprodha Silvina Ramos, acusado de abuso ultrajante agravado, reveló que el juez César Yaya no emitió un dictamen sobre la Cámara Gesell realizada a la supuesta víctima y pese a ello, pidió el elevamiento a Juicio Oral.

El defensor de García aseguró que hubo elevación a juicio “sin pruebas”

El abogado José Luis Rey, representante del hijo de la ex Asesora Legal del Iprodha Silvina Ramos, acusado de abuso ultrajante agravado, reveló que el juez César Yaya no emitió un dictamen sobre la Cámara Gesell realizada a la supuesta víctima y pese a ello, pidió el elevamiento de la causa a Juicio Oral y Privado. Además, aseguró que los supuestos abusos de los abuelos paternos de la niña, son producto de un delirio de la abuela materna. Rey advirtió que no existe un método científico para saber si una persona está diciendo la verdad o no, con lo que puso en entredicho los resultados de esta y de todas las declaraciones en Cámara Gesell. Y remarcó que en la justicia penal misionera, “en siete de cada diez causas, se condena sin pruebas”.POSADAS. José Luis Rey, el defensor del hijo de la ex Asesora Legal del Iprodha Silvina Ramos, salió al cruce de las versiones que indican que la mencionada estaría implicada en presuntos abusos contra su nieta en el marco del resonante caso de abuso aberrante agravado que irá a Juicio Oral por decisión del Superior Tribunal de Justicia. Rey aseguró que las acusaciones contra Ramos y su esposo, José García –ex asesor de la Jefatura de Gabinete provincial- surgen de los delirios de la abuela materna de la supuesta víctima. Pero Rey fue más allá y aseguró que el Juez de Instrucción 2 César Yaya, solicitó la elevación a Juicio sin dictaminar sobre el resultado de la Cámara Gesell llevada a cabo en 2013 –la primer denuncia data de fines de Mayo de ese año-. Es decir, Rey apuntó a un pedido de elevación a Juicio Oral y Privado, sin pruebas suficientes. Asimismo, Rey puso en tela de juicio los resultados de esta y cualquier Cámara Gesell, porque según su punto de vista, “no existe un método científico” para saber “si una persona dice la verdad o no”.

Rey habló con MisionesCuatro esta mañana, señalando que la causa contra el hijo de Silvina Ramos por “abuso aberrante agravado” irá a Juicio no antes de 2018, entre otras cosas porque falta determinar quién se hará cargo del Ministerio Público Fiscal, tras el reciente nombramiento de la Dra. Liliana Picazo como Ministra del STJ. “No se tiene fecha y hay que esperar que el tribunal la determine”, comentó.

En cuanto a las acusaciones de una implicación directa del matrimonio Ramos-García en el caso de abuso, Rey fue contundente: “Eso es una mentira producto de la fantasía de la abuela (materna) de la menor (la médica Dora Faría). No hay ningún indicio y es mentira que la nena estaba por decir eso y Yaya la interrumpió. Yo estuve en la Cámara Gesell y sucedió todo lo contrario: la menor, en el desarrollo de la audiencia, reclamaba por el papá y el abuelo materno (el médico Alberto Meier)”, puntualizó el abogado, que acto seguido pasó poner en entredicho, el discurso brindado por la supuesta víctima.

Según Rey, “está probado fehacientemente que la nena estuvo influenciada por la abuela materna (Faría), que es permeable a la autoridad de la abuela. Eso está en los informe de los peritos que no fueron propuestos por la Defensa”, remarcó. Para el defensor, el relato de la menor de por entonces 6 años, replicaba punto por punto el guión de una película de Walt Disney que se llama “Enredados”. “La construcción y escenificación de lo que supuestamente ocurrió, es lo que ella vio en la película”, sostuvo Rey rechazando la idea de que la niña había “sublimado” en su discurso un episodio de abuso.

Repreguntado sobre los motivos que llevaron al juez de instrucción 2 César Yaya, a pedir la elevación a juicio para esta causa, pese a lo rebatible de la Cámara Gesell, Rey fue lapidario: “eso (el resultado de la Cámara Gesell), nunca fue ponderado, valorado. Por ello motivó todos los recursos (judiciales interpuestos por la defensa). Yaya siempre tuvo nuestros planteos realizados pero nunca resolvió. Y sin resolver esa cuestión, pidió elevación a juicio”, manifestó Rey, explicando por qué la defensa recusó la elevación a juicio.

Rey apuntó a fallas del sistema judicial misionero y señaló que en 44 años como operador judicial –fue juez de instrucción 2 de Posadas, antes de ser destituido y reemplazado por Yaya-, “es una cuestión recurrente” que los magistrados fallen “sin resolver planteos, pensando que en el debate se va a dirimir. Como operador del sistema le puedo asegurar que en 7 de cada 10 sentencias condenatorias en juicio oral, se condena sin pruebas”, fustigó el abogado, lapidario con el funcionamiento de la justicia penal misionera.

“Lo que van a tener que evaluar es el cuestionamiento a la valoración de la Cámara Gesell”, anticipó Rey sobre uno de los temas centrales que deberá analizar el tribunal penal que lleve adelante el juicio oral contra García.

En cuanto a los motivos que llevaron a Yaya a solicitar la elevación a juicio, Rey apuntó a una tendencia en Misiones a sustentar cualquier denuncia de abuso, “a contrapelo de lo que sucede a nivel mundial”, donde a diferencia de lo que ocurre en la provincia, alrededor de un 50% de las denuncias se desestiman por fabulación en los relatos de las supuestas víctimas. “En Misiones no hay ninguna causa que se desestime por falsa denuncia. Acá nunca pasa eso. Se parte sobre la idea de que los viejos, los borrachos y los chicos nunca mienten y eso es una mentira. Acá no hay casos de abuso que se desestimen”, insistió Rey, para quien no hay pruebas para la elevación a juicio contra García. “Acá hay un enorme signo de pregunta”, aseguró.

De acuerdo con Rey, la denuncia de abuso fue perjeñada en el marco de una pelea por la tenencia entre las familias materna y paterna de la niña. “De lo que se le convence a un chico es muy difícil volver atrás. Objetivamente no hay pruebas. Acá se avanza en todos las denuncias de abuso, ninguna se desestima”, reiteró el abogado.

Sobre el final de la entrevista, Rey puso en entredicho la validez de las Cámaras Gesell, porque de acuerdo a su visión, “no existe un método científico para determinar si una persona está diciendo la verdad o miente. Los psicólogos no tienen método. Se manejan en función de determinadas reglas para establecer lo que a ellos presuntivamente les parece que pudo haber ocurrido”, argumentó Rey, poniendo en entredicho el trabajo de psicólogos y psicopedagogos en Cámara Gesell. “No hay un método de validación de lo que se dice cuando no se cuenta con datos objetivos. Es distinto cuando Ud. tiene lesiones compatibles con abuso, con u informe forense. Pero cuando no hay datos objetivos y únicamente es una expresión oralizada de algo, no hay método científico para establecer si es verdad o mentira”, remató el abogado.

Rey aclaró que no formará parte de la defensa durante el Juicio Oral, quedando ese rol a cargo del Dr. Eduardo Paredes, un reconocido penalista misionero.

Relacionadas:

Silvina Ramos y su esposo estarían implicados en el abuso a su nieta

Celebran fallo del STJ que evitó la revinculación de una víctima con su abusadorJMM.

Más noticias
Comentarios
Policiales
Espectáculos
<