Provinciales

Sin techo, con discapacidad e hijos a su cargo, sigue sin respuestas del Iprodha

cargando anuncio

Alberto Orozco, quien semanas atrás se vio obligado a instalarse en una ermita y ahora reside en un alquiler temporario, pidió que el instituto provincial de vivienda agilice los trámites para una vivienda social. En caso contrario, piensa en volver a Buenos Aires, pese a que lo asaltaban todas las semanas.

Sin techo, con discapacidad e hijos a su cargo, sigue sin respuestas del Iprodha

POSADAS. “Entre la espada y la pared”, podría decirse que se encuentra Alberto Orozco, ante la demora del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional (Iprodha) para adjudicarle una vivienda social donde vivir con su esposa e hijos en edad escolar.

Es que este hombre que padece una discapacidad, necesita una vivienda para evitar un alquiler que no puede afrontar. Y en caso de no conseguirlo, Orozco volvería a radicarse en Buenos Aires, provincia de la cual emigró por la inseguridad y los constantes robos y agresiones que sufría, hasta 2016, cuando se instaló en Posadas.

Luego de estar instalado con su pareja e hijos en una ermita, como forma de hacer visible su reclamo de vivienda, Orozco está en una casa alquilada por el Ministerio de Desarrollo Social. Pero el mes entrante debería dejar el inmueble.

Este jueves, Orozco fue hasta el Palacio de Justicia para reclamar, “porque estaba cansado de golpear puertas”. “Me dijeron que van a hablar ellos con Desarrollo Social y con el Iprodha, por el asunto de la vivienda. Hasta el mes que viene me pagan el alquiler. Y después, ya está”, comentó el hombre con una discapacidad motriz, en diálogo con el Móvil de MisionesCuatro.

Orozco, cabe recordar, había sido adjudicado con una vivienda social, pero el Iprodha le exigía garantes que él no pudo conseguir. En consecuencia, perdió esa vivienda.

Consultado sobre este medio sobre la posibilidad de retornar a Buenos Aires, donde residía, Orozco fue contundente: “Si no consigo algo antes de que terminen las clases (Diciembre), me quiero ir para Buenos Aires. El problema es que no puedo vender mis pocas cositas que tengo. Y una mudanza sale 70 mil pesos”, contó.

De acuerdo con Orozco, hace unos 6 años que reside en Misiones y dejó Buenos Aires, “por la inseguridad. Trabajaba en la construcción y me robaban todos los fines de semana. Me pegaban, me sacaban la bicicleta, lo que cobraba y todo. Me vine (después de haber recibido) tres culatazos de revólver en la cabeza”, reveló.

Ahora, en el transcurso de las próximas semanas y antes de que comience Octubre, Orozco, definirá qué puede hacer, siendo imposible para su economía, abonar un alquiler y hacer frente a los gastos diarios de su familia.

Comentarios