Provinciales

“La yerba está $60 y nos pagan $2,80; algún organismo está fallando”

cargando anuncio

Lo advirtió Ariel Steffen, productor yerbatero que participa del corte de ruta en San Pedro, en reclamo por el incumplimiento de precios y falta de pago al contado a productores. “Soy contrario al corte pero parece que es la única forma de hacernos oír”, lanzó.

“La yerba está $60 y nos pagan $2,80; algún organismo está fallando”

SAN PEDRO. Productores yerbateros de San Pedro, llevan a cabo un corte de ruta por tiempo indeterminado, en reclamo por el incumplimiento de precios por parte de la Industria y la falta de pago al contado. En diálogo con MisionesCuatro, el productor Ariel Steffen, quien participa de la protesta sobre la ruta 14, resaltó que está en contra de este tipo de medidas de fuerza, pero parece ser la única forma de hacerse oír. Además, puso de relieve la enorme brecha entre lo que pagan los consumidores (entre 40 y 60 pesos por kilo de yerba) y lo que reciben los productores (entre 2,80 y 3 pesos por kilo de hoja verde), dejando en claro que “algún organismo está fallando”.Queremos precio oficial, que se pague en término y que se revea cada seis meses la grilla (de precios del) INYM”, puntualizó Steffen.

El productor sanpedrino explicó que la modalidad del corte es de “media calzada, durante una hora y luego se traslada a la otra calzada”, es decir, intercalando las calzadas cortadas en intervalos de una hora. “La problemática es la misma en toda la provincia de Misiones. No nos cumplen con los pagos, ni en los precios ni en los plazos. Nos pagan con cheques a 7 meses. Nuestro pedido es muy claro y concreto: queremos precio oficial, que se pague en término y que se revean cada seis meses la grilla del INYM (Instituto Nacional de la Yerba Mate)”, indicó Steffen, insistiendo en que la determinación de la grilla de costos productivos por parte del organismo nacional, no puede demorar 8 meses, porque en ese tiempo, la zafra culmina y la determinación de valores queda desactualizada.

Por otra parte, Steffen se refirió al pedido de precios que están formulando las asociaciones de productores, de 50 centavos de dólar por kilo de hoja verde (entre 7 y 8 pesos) y pidió que los planteos sean más “realistas”. “Si no nos están pagando los 4,80 pesos (precio sostén fijado en el laudo anterior a la última determinación de precios), hagamos cumplir lo fijado hoy (5,10 pesos) y veamos a futuro, pelear por el nuevo precio. Sin duda tendríamos que estar muy por encima de esos valores. Hoy se recibe a 2,80-3 pesos puesto en secaderos y el precio es 5,10. Queremos que se cumpla la ley”, sentenció el productor sobre los abusos de los molinos y secaderos, que inclusive estarían obligando a los colonos a firmar que recibieron precios oficiales cuando ello no ocurre.

Tenemos que apuntar y presionar a la gente del INYM, son los que manejan el precio y la cosecha. Ya no es un problema sólo de los colonos, sino de toda la provincia. Nosotros apuntamos al INYM. Nadie se hace cargo”, se lamentó Steffen sobre los argumentos que brindan el gobierno nacional y provincial al respecto de la crisis. “Estuve en la reunión con (Luis) Urriza (Subsecretario de Agricultura de la Nación) que nos dijo que las soluciones las tiene que dar el INYM”, contó el productor. Además, reveló que pese a que el Ministro del Agro y la Producción de Misiones, José Luis Garay, escucha a los productores, “soluciones no nos pudo dar”.

“A los funcionarios les digo: pónganse las pilas y vengan a ver lo que sucede. Hoy el paquete de yerba cuesta 60 pesos (en góndolas) y nosotros estamos cobrando, puesto en secadero, 2,80 pesos (el kilo de hoja verde). Hay algún organismo que está fallando. Por favor, tomen medidas en este asunto”, fustigó el productor en referencia a la enorme distorsión de precios entre lo que reciben los productores y lo que terminan pagando los consumidores.

Finalmente, Steffen aclaró que está en contra de medidas de fuerza como el corte de rutas, pero llegaron a una instancia en la que no tienen otra opción, después de un año entero de reuniones con funcionarios provinciales y nacionales. “Soy contrario a un paro. Hoy estamos molestando a algún vecino que necesita ir a trabajar, pero no tenemos otra forma de hacernos oír. Hace un año que estamos de reunión en reunión y no tenemos soluciones. Pero parece que es la única forma de que nos escuchen es que salgamos a la calle a protestar, perjudicando a los vecinos que trabajan”, remarcó el dirigente, dejando en claro que buscan soluciones concretas y no promesas en actas firmadas por funcionarios.Oxt.

Comentarios