Provinciales

Temen por la vida de un prefecto amenazado

cargando anuncio

Catalina Zárate, denunció que corre riesgo la integridad física de su hermano Luis Alfredo Zárate y su familia, amenazados de muerte por el sub jefe de prefectura de Puerto Rico, Leonardo Timoteo. La mujer también responsabilizó al prefecto Bruno Santomauro y al Jefe de zona Carlos Hanza.

Temen por la vida de un prefecto amenazado

Catalina Zárate, denunció que corre riesgo la integridad física de su hermano Luis Alfredo Zárate y su familia, amenazados de muerte por el Sub Jefe de Prefectura de Puerto Rico, el Subprefecto, Leonardo Timoteo. La mujer también responsabilizó al Prefecto en Jefe del Destacamento San Martín, Bruno Santomauro y al Jefe de Zona Carlos Hanza, por cualquier cosa que pudiera ocurrirles a su hermano y familia, en esta zona considerada caliente por el narcotráfico.PUERTO RICO. En una de las zonas más calientes por el narcotráfico en Misiones, una familia teme por la vida de un prefecturiano que está amenazado de muerte por uno de sus superiores. Catalina Zárate, denunció públicamente que la vida de su hermano Luis Alfredo Zárate, y también la de su familia, tras las amenazas que habrían sido proferidas por el Sub Jefe de Prefectura de General San Martín, Leonardo Timoteo, en presencia de testigos. Catalina también responsabilizó a los superiores directos de Timoteo, el jefe de Prefectura del destacamento, Bruno Ezequiel Santomauro  y el Jefe de Zona, Carlos Hanza, por cualquier cosa que pudiera ocurrirle a su hermano y familia.

La historia comienza hace unos meses, cuando, según la denuncia, con la nueva cúpula en el destacamento de Prefectura ubicado en San Martín 38, en Puerto Rico, comenzó una serie de hostigamientos y malos tratos contra Zárate, un prefecto con varios años de servicio y “destacada labor”. Pero la situación se agravó el pasado 30 de septiembre, cuando estando de guardia con un oficial ayudante en el marco de un operativo de vigilancia en el río, pidió apoyo fluvial por radio al Destacamento 4, al conocerse de un posible movimiento de narcotraficantes en la zona.

El apoyo llegó al lugar pero el cargamento con droga nunca pasó, por lo que los delincuentes escaparon por motivos desconocidos. Sin embargo, los narcos fueron apresados por la policía provincial lo que motivó un informe negativo respecto de Zárate, a quien sus superiores culparon del fracaso del operativo, por no dar aviso con mayor celeridad. A raíz de esta falta, los superiores dispusieron presentar un informe negativo en su legajo y luego ordenaron que el prefecturiano sufra 9 días de Arresto Disciplinario, por pedir ser atendido por sus superiores.

Siempre según la versión de Catalina Zárate, su hermano objetó la sanción recibida y cumplidos los días de arresto, intentó hablar personalmente con sus jefes, los mencionados Timoteo y Santomauro, quienes no quisieron recibirlo. Así pues, presentó un acta de descargo por mesa de entrada, el pasado 27 de Octubre. En esa nota dirigida a Santomauro, a la que MisionesCuatro tuvo acceso, Zárate recurrió el informe negativo que elevaron sobre su actuación y el arresto que le aplicaron por el artículo 50206, Inciso B, apartado 4to., e Inciso D, apartado 24vo.

“En el acto de la notificación (del arresto) no fui ni escuchado ni se hizo mención en forma clara de la causa de la sanción, en falta a lo que establece el artículo 055502 de la Forma de Represión de las Faltas, que establece en su inciso A que las faltas dse reprimen sin llenarse otra formalidad que la de oir previamente al infractor, notificarlo y hacer mención en forma clara de las causas de la sanción”, señaló el prefecturiano en su descargo oficial.

“Con respecto a la sanción del Art. 050206 Inc. D Apartado 24, referida a los hechos del día 30 de Septiembre, sancionándome por demorar injustificadamente el cumplimiento de una Orden de Servicio, lo cual dista de aproximarse a la realidad, pues ese día me encontraba como Encargado de la Prefectura de Nivel 5 Puerto Leoni, y a la vez trabajaba como Ayudante de Guardia”, relató Zárate.

“Es así que recibo una comunicación del personal de Patrulla de Observación, (…) que solicita personal y medios terrestres y fluviales al lugar Puerto Otilia, donde se observa el desplazamiento de una embarcación sospechosa, en horario nocturno y en lugar no habilitado. Siendo aproximadamente las 21, transmito esa comunicación al Oficial (…) que se encontraba como Oficial Superior,  a cargo de una patrulla a la jurisdicción indicada por el observador (…) Conjuntamente intento comunicarme por radio con la Prefectura Puesto de Observación Mineral, comunicación que logro establecer al tercer intento y solicito que se destaque la lancha de frontera LF 8740 y personal a Puerto Otilia. Siendo aproximadamente las 21.20 hs., proceso al avistaje de dicha embarcación con la que establezco la comunicación para poder asentar en el libro de guardia quién se encontraba al mando (…)”, precisó el prefecturiano.

“(…) Así mismo me comunico telefónicamente mediante el número 106 a la Prefectura de Ldor. Gral. San Martín, informando las novedades al Aysudante de Guardia que se encontraba ese día, para que se le transmita la novedad al jefe de servicio. De todo esto surge que solicité los medios en tiempo y forma y que si hubo alguna demora es la propia a la preparación, desplazamiento y distancias, ya que la Prefectura de Puerto Leoni no cuenta con más m2dios que la motocicleta M 33”, enfatizó Zárate en la nota.

“Por todo lo expuesto niego en forma categórica que mi comportamiento con respecto a la notificación por acta dl día 20 de Octubre de 2017, haya configurado reprobar, quejarse o disuadirpor medio no autorizado, actos u órdenes de un superior, siendo que acudí a mi superior jerárquico y solicité que me escuche, ya que para los subalternos está contemplada la forma verbal y de ninguna manera mi conducta fue inadecuada. Y en cuanto a mi accionar del 30 de septiembre, tampoco configura falta al Régimen de Servicio por haber demorado o retardado INJUSTIFICADAMENTE el cumplimiento de la orden de servicio, puesto que no hubo tal demora y menos injustificada”, subrayó el escrito presentado por Zárate.

El descargo habría causado malestar en los superiores del prefecturiano en cuestión, pero molestó aún más, la breve entrevista personal que logró Zárate con Carlos Gustavo Hanza, el Prefecto Jefe de Zona Alto Paraná, quien le expuso que tomaría cartas en el asunto. Al enterarse de la charla entre el Ayudante de Primera y el Prefecto Hanza, siempre según la denuncia de Catalina Zárate, el subprefecto Timoteo fue a buscarlo al denunciante y en un lugar público y frente a testigos, le habría dicho: “Por haber hablado con el Prefecto de Zona, te vamos a hacer mierda a vos y a tu familia”. Obviamente, Zárate presentó la correspondiente denuncia en sede policial.

Pero a horas de la amenaza, Zárate se encuentra con la orden firmada por sus superiores, para que entregue su arma reglamentaria y se traslade a la Prefectura de Ita Ibaté (Corrientes), a donde fue adscripto.

En este contexto, Catalina decidió hacer la denuncia pública para después pasar a la denuncia penal por la amenaza de muerte. Según detalló la hermana del prefecturiano amenazado, el traslado compulsivo casi en simultáneo con la amenaza sólo puede significar que desde la propia fuerza quieren aislar y atentar contra él o su familia –que se compone de su esposa y tres hijos, los cuales se quedaron en Puerto Rico.

“Mi hermano molesta a la superioridad. Es un prefecturiano honesto”, sentenció la mujer, dando cuenta de posibles manejos turbios por parte de los jefes Santomauro y Timoteo, justamente en una de las zonas calientes por el narcotráfico en Misiones.JMM.

Comentarios