Provinciales

Toledo “puso una empresa para facturarle al Estado”

cargando anuncio

Así lo advirtió el periodista Enrique Ortiz, de Alem News, el que increpara al titular de la UEP, Luis Pires, por presentar como “constructor” de playones deportivos en el barrio Juan Pablo II de Alem, al director del Mercado Central, Fernando Toledo, una maniobra antiética e ilegal. Ortiz dio los pormenores de la insólita situación vivida y aseguró quedó al desnudo “el negocio de los playones” y el “amiguismo” que impera en Misiones, al momento de adjudicar obras. Asimismo, alertó que Toledo tiene un peligroso antecedente con el presunto vaciamiento de cheques por 500 mil pesos en el frigorífico recuperado El Zaimán.

Toledo “puso una empresa para facturarle al Estado”

Así lo advirtió el periodista Enrique Ortiz, de Alem News, el que increpara al titular de la UEP, Luis Pires, por presentar como “constructor” de playones deportivos en el barrio Juan Pablo II de Alem, al director del Mercado Central, Fernando Toledo, una maniobra antiética e ilegal. Ortiz dio los pormenores de la insólita situación vivida y aseguró quedó al desnudo “el negocio de los playones” y el “amiguismo” que impera en Misiones, al momento de adjudicar obras. Asimismo, alertó que Toledo tiene un peligroso antecedente con el presunto vaciamiento de cheques por 500 mil pesos en el frigorífico recuperado El Zaimán.POSADAS. Enrique Ortiz, el periodista de Alem News, que denunció la incompatibilidad de funciones y la falta de ética materializada en el otorgamiento de un contrato para la construcción de playones deportivos al director del Mercaco Central, Fernando Toledo, brindó algunos pormenores de la escandalosa situación vivida en el barrio Juan Pablo II, cuando el titular de la Unidad Ejecutora Provincial y Magister en Ciencias Políticas y Ética, Luis Pires, celebraba como “constructor” al funcionario renovador.

En diálogo con MisionesCuatro, Ortiz dijo que fue invitado al acto en el que Pires y el alcalde de Diego Sartori anunciaban la llegada de las obras, y cuando lo reconoció a Toledo, se dio cuenta de la escandalosa maniobra criminal orquestada entre Pires y Toledo, que, como funcionario provincial, no puede ser un contratista del Estado, ni representante de un contratista.

Para Ortiz, la presentación de Pires, pone blanco sobre negro sobre “este negocio de los playones”, en el que, evidentemente, pesa más el nexo político que la trayectoria, al momento de elegir a un contratista. “¿Qué sabé Toledo de construcción?”, se preguntó el cronista, que consideró inaudito que un joven como Toledo, “ingrese como funcionario público y empiece a facturar (como contratista del Estado). El tema del amiguismo molesta muchísimo”, admitió Ortiz.

Al darse cuenta de la impresentable actitud de Pires, que dijo a los vecinos del Juan Pablo II que debían estar agradecidos con Toledo, por materializar los playones deportivos, largamente solicitados en el barrio, Ortiz se retiró del lugar. Pero, al irse, Toledo lo siguió para decirle que “sólo pone el nombre” por los verdaderos dueños de la empresa beneficiada con el mencionado proyecto. Pero “tampoco puede ser apoderado de la empresa”, insistió el periodista, que reveló que Pires lo llamó telefónicamente para insistir en que Toledo no es el dueño de la contratista.

“Toledo arrancó con la función pública y se puso una empresa para facturarle al Estado”, fustigó Ortiz. Al tiempo que advirtió que el director del Mercado Central, tiene un oscuro pasado, porque fue uno de los involucrados en la estafa por 500 mil pesos con cheques, en perjuicio de la cooperativa del frigorífico recuperado de El Zaimán. Una estafa que la justicia provincial tiene cajoneada, en función de los presuntos funcionarios renovadores involucrados, entre los cuales, Toledo, no es el más reconocido. Ortiz insistió en que ese antecedente de Toledo, es otro punto en contra de su participación en la construcción de los playones.

Leé también:

Pires presentó a funcionario como contratista del Estado

jmm.

Comentarios