Provinciales

Trabajadores acamparon frente al MSP por la reincorporación de cinco contratados que fueron despedidos sin causa

cargando anuncio

Se trata de los empleados dejados cesantes por la Subsecretaria de Articulación Interministerial e Integración de Sistemas, Yelén Ledesma, quien está denunciada por violencia y hostigamiento laboral. Este jueves, los cesanteados con el acompañamiento de ATE, cumplirán una semana protestando frente al organismo.

Compartir
Compartir articulo
Trabajadores acamparon frente al MSP por la reincorporación de cinco contratados que fueron despedidos sin causa

POSADAS. Mientras el conjunto de los trabajadores de Salud Pública, suspendió momentáneamente las medidas de fuerza en reclamo de salarios dignos y pases a planta permanente para los empleados precarizados, en pos de lograr una mesa de diálogo, en el Ministerio de Salud provincial, continúa el acampe de los trabajadores cesanteados “sin causa justa” por la Subsecretaria de Articulación Interministerial e Integración de Sistemas, Yelén Ledesma. Los trabajadores, acompañados por ATE y CTAA, exigen la inmediata reincorporación a sus puestos de trabajo.

Se trata de los cinco trabajadores, una auxiliar de enfermería que es delegada de ATE y sostén de hogar, una empleada administrativa y tres técnicos en laboratorio que estuvieron trabajando dos años en negro, en plena pandemia, y ahora estaban contratados en la Fundación Parque de la Salud –pese a que cumplían funciones en el Ministerio de Salud, del que depende la subsecretaría- “por no cumplir los objetivos” según la responsable del área, Yelén Ledesma.

“Continúa el acampe en Salud Pública, el jueves se va a cumplir una semana”, contó una referente de CTA Misiones, sobre el reclamo de reincorporación. “La subsecretaria Yelén Ledesma, luego de que la denunciaran por violencia laboral y maltratos dejó en la calle a las familias de los trabajadores. Una de estas compañeras tiene tres hijos y es sostén de hogar, pero no les importó. Por eso reclamamos reincorporación ya”, subrayó la dirigente de CTAA.

MisionesCuatro dialogó con los despedidos, quienes dieron cuenta de las situaciones que sufrieron por parte de la gestión de la subsecretaria Ledesma. Y en el inicio del acampe, ATE Misiones formuló un crudo análisis del conflicto en las redes sociales.

Precarización y hostigamiento laboral, rematado con despidos sin causa

Según denunciaron en aquella publicación del jueves 29 de diciembre (del 2022) a los 5 trabajadores -4 de los cuales son mujeres- les informaron que serían desafectados de sus funciones y se les retiró material de trabajo. Así pues, exigieron ese día que se clarifique su situación laboral tras haber recibido la información de manera verbal e informal sobre los despidos.

Presentaron una carta documento enviada a las autoridades del Parque de la Salud y además se hicieron presentes en el Ministerio de Salud, quien es su empleadora, para obtener información oficial sobre la continuidad o no de la relación laboral.  

De acuerdo con ATE Misiones comenzaron a trabajar como becarios en dependencias del Ministerio de Salud, contratados a través del Parque de la Salud, durante los meses más difíciles de pandemia, y después fueron contratados para desempeñar tareas acordes a su formación.

 “Nuestro trabajo consistía, según nuestro contrato, en cumplir funciones como Técnicos Superiores en Laboratorios Clínicos y Biológicos, Auxiliar de Enfermería, y Administrativa dentro de la subsecretaria”, sostuvieron los cesantes.

Sin embargo, terminaron “relevamiento en los barrios de la ciudad de Posadas casa por casa, también se nos obligó a realizar trabajo de limpieza y mantenimiento de una casa que actúa como sede de trabajo, dichas tareas que no se corresponden a la función que figura en el contrato que firmamos”, agregaron los damnificados.

“Recibimos constantes amenazas, hostigamiento, violencia verbal, institucional, psicológica, laboral y de género”

Luego, según ATE Misiones, tras una serie de situaciones de violencia laboral e institucional los y las trabajadoras empezaron a organizarse para visibilizar estos hechos y también para buscar revertirlos. Y los actos violentos se volvieron intolerables al punto que una de las trabajadoras realizó una denuncia penal ante una comisaría de la mujer.

En el lugar de trabajo “recibimos constantes amenazas, hostigamiento, violencia verbal, institucional, psicológica, laboral y de género. Nos trataban de inútiles, inservibles, engendros, nos denigraron como personas y trabajadores, nos obligaron juntar cemento del piso con nuestras propias manos, limpiar los pisos de rodillas, baldear, juntar la basura del cordón cuneta en la lluvia, trabajando descalzos, poniendo en peligro nuestra integridad física, y no cumpliendo con los protocolos y normativas de seguridad e higiene vigentes”, acotaron los cesanteados, según informó ATE Misiones en sus redes sociales.

“Hoy se habló con el Ministro de Salud, Oscar Alarcón, y veremos qué pasa, pero el acampe continúa”, revelaron integrantes de ATE y CTA a este medio.

Comentarios