Provinciales

Para Verón, la nena que bebe del suelo “es solo una foto”

cargando anuncio

El titular de la Dirección de Asuntos Guaraníes de la Provincia, dijo que la imagen viralizada en las redes sociales no representa la situación de las 107 comunidades Mbyá que habitan la provincia. “Fue solo una fotografía, porque ellos tienen agua potable”, opinó el funcionario renovador.

Para Verón, la nena que bebe del suelo “es solo una foto”

El titular de la Dirección de Asuntos Guaraníes de la Provincia, dijo que la imagen viralizada en las redes sociales no representa la situación de las 107 comunidades Mbyá que habitan la provincia. “Fue solo una fotografía, porque ellos tienen agua potable”, opinó el funcionario renovador.El titular de la Dirección Provincial de Asuntos Guaraníes, Arnulfo “Miki” Verón se refirió a la impactante imagen de una nena de la etnia Mbyá bebiendo del piso, que se viralizó a través de Facebook y llegó a medios de todo el mundo.

La fotografía fue tomada en una plazoleta de la avenida Mitre de Posadas. En este lugar de la ciudad es común ver a los niños y las niñas aborígenes pidiendo limosnas a los conductores de automóviles que se detienen en los semáforos.

“Tomar agua del piso fue una fotografía, porque ellos tienen agua potable”, afirmó Verón a MisionesCuatro durante un críptico discurso sobre la situación de los Mbyá en la provincia. El funcionario aseguró que la polémica imagen es solo un recorte de la realidad que existe en las 107 comunidades que viven –según Verón– en “armonía y fraterna convivencia”.

De esta manera, el titular de la DPAG evitó asumir cualquier responsabilidad sobre la situación de la niña vulnerada en sus derechos humanos y aseguró que las familias que deambulan por Posadas son descendientes de un cacique rebelde que decidió no acatar al Consejo de Ancianos de la Nación Mbya Guaraní.

EXPLOTACIÓN DE LA INFANCIA

El sedicioso en cuestión es Lorenzo Ramos, cacique que se hizo famoso con sus denuncias acerca de la situación de los aborígenes y desde hace un tiempo se mueve en círculos áulicos del poder político local.

Verón acusó a Ramos de ser un “explotador” que “salió de su cultura para financiar sus vicios” y usar a los niños “como aspiradora de moneditas en la ciudad”. En esa línea -como único modo de ayudar a la niñez desprotegida por el Estado-, recomendó que la población deje de dar limosnas y evite la filantropía.

Consultado acerca del presupuesto que maneja el organismo que dirige, Verón se limitó a dar respuestas confusas y expresó que no cuenta con recursos monetarios destinados a cubrir las necesidades de los Mbyá. “No hay un recurso fijo”, afirmó.

A su vez, reconoció que las familias que llegan a Posadas “duermen a la intemperie” pero remarcó que “no vienen por tener hambre en sus comunidades”. Asimismo argumentó que el desplazamiento se produce por procesos políticos de deterioro cultural y económico, los cuales están enmarcados en un ciclo histórico de los pueblos originarios en la Argentina.

Nota relacionada: Escándalo nacional por la niña mbyá bebiendo agua de la calle

vb

Comentarios