Gauchito Gil: Historia de una gran celebración en Corrientes

Categorías: Regionales.

Palabras destacadas: gauchito, gauchito gil, promeseros, antonio gil, augusto cabrera, señor augusto, cruz gil, enero de 1983, señor augusto cabrera, 8 de enero de 1983, 8 de enero, 1983, peregrinación, mercedes, gil, predio, señor, corrientes, enero, y cruz.
Visibilidad: Destacadas por categoría – Cultura y Espectáculos y Lo Más Leído.

Foto vía CorrientesHOY

MERCEDES, Corrientes. El 8 de enero de 1983 se llevó a cabo la primera peregrinación a caballo por 16 jinetes, portando banderas rojas y una cruz de espinillo hecha con sus propias manos. Al llegar al predio cruz Gil fueron recibidos por el presidente en ese entonces de la Comisión el Señor Alberto López.

Esta tradición fue tomando año a año una gran importancia entre los mercedeños y por gente de todos los puntos geográficos de la vecina provincia y del país. La devoción de la gente hacia el gaucho no era aceptada por la iglesia católica, pero al año se realizó una misa en la Parroquia de Nuestra “Señora de las Mercedes” por el “Padre Adiss”.

Desde entonces, todos los 8 de enero se realiza la misa a la cruz, a las 6 de la mañana, los paisanos esperan afuera montados en sus caballos, vestidos enteramente de gala. Una vez finalizada la ceremonia la cruz es recibida por el fundador de la peregrinación el señor Augusto Cabrera, y desde allí comienzan su recorrido por la ciudad, y es de mucha importancia destacar que la cruz va pasando de mano en mano, para que de esta forma valga la pena el sacrificio que todos los promeseros realizan para cumplir su homenaje a Gil, informa el sitio digital Corrienteshoy.

A mil metros antes del predio de la Cruz Gil (camping El Rey), se realiza una parada, donde ya es costumbre, recibir con una cordial bienvenida, refrigerios, y reconocimientos a todas las delegaciones que participan de esta tradición.

Finaliza la peregrinación en el santuario de Antonio Gil, donde la cruz es recibida con mucha fe, devoción y gratitud por los miles de promeseros allí presentes.

Pero en un asado entre amigos, realizado en la casa del señor Antenor Morel, el señor Augusto Cabrera comentó su idea de realizar el siguiente año, una peregrinación de gauchos a caballos. Él pensaba que esto era el mejor tributo u homenaje de un gaucho a otro.

Hoy, como aquel 8 de enero de 1983, los promeseros de toda la región se acercan con ofrendas hasta el predio mercedino para cumplir sus promesas y agradecer al Gauchito Antonio Gil.

Comentar