Regionales

Gobernadores se reunirían para reimpulsar Garabí

cargando anuncio

El mandatario de Corrientes, Ricardo Colombi, se prepara para recibir a su par entrerriano Gustavo Bordet, al misionero, Hugo Passalacqua y tres mandatarios de estados del sur de Brasil, después de las PASO para darle nuevo impulso a la cuestionada represa binacional.

Gobernadores se reunirían para reimpulsar Garabí

Según información surgida en Corrientes, el mandatario de esa provincia, Ricardo Colombi, se prepara para una reunión que mantendría con su par entrerriano Gustavo Bordet y el misionero, Hugo Passalacqua, y tres mandatarios de estados del sur de Brasil. La reunión sería después de las PASO en Corrientes. Buscan darle nuevo impulso al cuestionado proyecto de represas en Garabí y Panambí.CORRIENTES. El gobernador misionero Hugo Passalacqua tendría previsto reunirse con sus pares Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Ricardo Colombi (Corrientes), junto a tres gobernadores de estados del sur de Brasil, con vistas a reimpulsar el cuestionado proyecto de represas en Garabí y Panambí. Según trascendió en medios correntinos, el cónclave tendría lugar después de las PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias), debido al evidente impacto político que tendría en Misiones un reflote del resistido proyecto de una mega-represa hidroeléctrica en la zona. Cabe recordar que de acuerdo con la Ley Provincial de Soberanía Energética, debe realizarse un plebiscito vinculante en año no electoral previo al avance de cualquier mega emprendimiento hidroeléctrico en Misiones.

Según publica El Litoral, la reunión tendría lugar en las localidades de Corrientes o Santo Tomé, aunque, faltan algunas precisiones. Tampoco se sabe la fecha de la reunión que recordemos, reunirá a seis mandatarios provinciales en el marco del proyecto de la represa binacional en Garabí-Panambí.

En marzo de este año Corrientes firmó un convenio con Emprendimientos Energéticos Binacionales Sociedad Anónima (Ebisa) para avanzar con estudios de pre-factibilidad de la represa de Garabí, según informó el sitio momarandu.com. Desde luego, la firma del acuerdo con Ebisa implica la decisión de Nación y de Corrientes de reactivar el proyecto de la represa Garabí, algo que han venido negando funcionarios nacionales, al menos, hasta el momento.

En Misiones, Ebisa ya ha facturado millones de dólares con los estudios de prefactibilidad impulsados por el anterior Director Ejecutivo de la EBY (Entidad Binacional de Yacyretá) Oscar Thomas. Con el cambio de gobierno, el proyecto se enfrió pero ahora retomaría nuevo impulso, de la mano del gobierno de Cambiemos, que más bien ha mantenido una posición ambigua respecto de las mega represas en Misiones.

El proyecto de Garabí es muy resistido en la provincia, donde ya hubo un plebiscito que rechazó de plano un proyecto similar pero sobre el río Paraná, en Corpus. En 2014, la Mesa Provincial por el No a las Represas impulsó una consulta popular que tuvo una importante participación, con unos 100 mil misioneros que dijeron no al proyecto sobre el río Uruguay. Organizaciones ecologistas argentinas, brasileñas y uruguayas se oponen a la construcción de esta nueva usina porque genería daños irreparables en la zona de impacto, por no mencionar que se inundarían unas 90 mil hectáreas en ambos márgenes del Uruguay. Así se perderían numerosos pueblos costeros de Brasil y Argentina, cuyas poblaciones deberán ser relocalizadas, generándose así una lucrativa industria para la llamada “patria contratista”.

Ecologistas y ambientalistas plantean que las megarepresas en los ríos, terminarán alterando sus cauces normales, inundando, afectando y desplazando a las personas de sus comunidades, destruyendo lugares históricos y causando la muerte de los ecosistemas y su biodiversidad. Asimismo, un crítico informe de la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha establecido un vínculo entre graves enfermedades zoonóticas y virales (esquistosomiasis, fiebre amarilla, dengue y otras) con el emplazamiento de mega represas en zonas tropicales y subtropicales.

Por su parte organizaciones ecologistas, asociaciones de productores rurales, iglesias de Misiones, Entre Ríos y Santa Fe, así como movimientos de Brasil y de Uruguay, manifestaron su rechazo al Protocolo aduciendo que intenta avanzar con grandes obras hidroeléctricas sin respetar la Constitución Nacional de la Nación Argentina, que establece en su artículo 41 que todos los habitantes deben gozar de un ambiente sano.

 

(Fuente: El Litoral)JMM.

Comentarios