Salud

Covid-19: cuál es la alimentación adecuada para fortalecer las defensas

cargando anuncio

La coordinadora del Programa Nacional de alimentación saludable y prevención de la obesidad, Verónica Risso Patrón, destacó la importancia de mejorar el sistema inmune frente a la propagación del coronavirus, durante la difusión del parte matutino que realiza el Ministerio de Salud de la Nación.

Covid-19: cuál es la alimentación adecuada para fortalecer las defensas

El Ministerio de Salud recomendó hoy “aumentar el consumo de alimentos frescos”, limitar la ingesta de “productos ultraprocesados” y “tomar agua” para “fortalecer las defensas y mantener el sistema inmune sano” en este contexto de pandemia.

Durante el habitual parte matutino diario de la cartera sobre el avance del coronavirus en el país, la coordinadora del Programa Nacional de alimentación saludable y prevención de la obesidad, Verónica Risso Patrón, destacó la “importancia de una alimentación saludable para fortalecer nuestras defensas y mantener nuestro sistema inmune sano”, lo que adquiere aún más trascendencia “en este contexto que estamos viviendo”.

“Tenemos que aumentar el consumo de alimentos frescos, disminuir el de ultraprocesados, cocinar en casa y en conjunto, probar nuevas recetas con verduras que a veces nos cuesta incorporar; porque eso va a hacer que tengamos adultos más sanos”, dijo.

Risso Patrón explicó además de fortalecer el sistema inmune para hacer frente a virus respiratorios como el SARS CoV-2, “una alimentación saludable también es muy importante para enfermedades crónicas no transmisibles que en la población argentina son muy frecuentes” -tales como diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares-, pero también para “la prevención del sobrepeso y obesidad, que son muy prevalentes tanto en adultos como en niños”.

“Tenemos que consumir la mayor cantidad posibles de alimentos frescos, es decir, carnes de todo tipo, leche, queso, huevos, legumbres y particularmente frutas y verduras tanto crudas como cocidas”, dijo.

“Por otro lado, tenemos que limitar la cantidad de productos ultra procesados que tienen altas cantidades de azúcar, grasas y sal que a mediano o largo plazo dañan nuestra salud y provocan las enfermedades crónicas no transmisibles”, agregó.

Como ejemplos de estos alimentos cuyo consumo diario hay que reducir, la especialista mencionó “bebidas azucaradas, alimentos listos para consumir, golosinas, sopas, hamburguesas, salchichas y galletitas”.

Además, recordó la importancia de “tomar al menos ocho vasos de agua segura al día”, porque si la hidratación es muy importante, lo es aún más “en el contexto de cuarentena” y “aunque no tengamos sed”.

Por último, la funcionaria pidió “aprovechar el tiempo en casa como una oportunidad para revalorizar la cocina casera y compartida con otros”.

“Lo que venimos viendo los nutricionistas es que en general se cocina cada vez menos en Argentina y en el mundo, porque no tenemos tiempo y vamos perdiendo el hábito: por eso comemos alimentos ultra procesados”, dijo

Es que además de resultar más saludable, la cocina casera tiene impacto en la forma de aprovechar el tiempo libre y en la creación de “tradiciones” que pasan de generación en generación, como “la comida de la abuela”, agregó.

“La cocina es una buena actividad para hacer con las niñas y niños más pequeños, una actividad que puede ser lúdica, divertida, estimulante pero algo importante a tener en cuenta es que si los chicos y chicas toman el hábito de cocinar, de aprender nuevos sabores y, sobre todo si lo hacen ellos mismos, es muy probable que tengan hábitos que van a perdurar en la vida adulta, y vamos a tener adultos más sanos”, concluyó.

Comentarios