Salud

Los usos del jengibre y sus beneficios para la salud

El jengibre en su cocina es un ingrediente que aporta más que sabor, también representa salud en su hogar.

Los usos del jengibre y sus beneficios para la salud

Las hierbas y las especias durante siglos han representado funciones como agentes saborizantes, conservantes de alimentos y como medicamentos.

En las últimas décadas, la investigación sobre sus beneficios para la salud ha aumentado significativamente, ya que se sabe que muchas hierbas y especias poseen propiedades asociadas con la reducción del riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.

En particular, algunos de los beneficios potenciales para la salud de las hierbas y especias incluyen protección contra enfermedades cardiovasculares, enfermedades neurodegenerativas, inflamación crónica, cáncer, obesidad y diabetes tipo 2, entre otras.

Es importante comprender que una especia proviene de cualquier parte de una planta que no sea las hojas. Si se habla del jengibre, este es una raíz, de sabor picante.

Éste se encuentra entre un listado de las especies más beneficiosas.

Famoso en estudios

Esta planta es una de las más estudiadas por la medicina. Una revisión de la Universidad de Ciencias Médicas de Irán encontró que por lo menos aparecían entre 2012 y 2017 cerca de 42 estudios relacionados con el jengibre, las náuseas, vómitos y el cáncer de mama.

Se explica que su éxito como un ingrediente reduce el malestar, sobre todo en la fase aguda de la quimioterapia.

Armando Cáceres, químico biólogo, explica que entre sus múltiples propiedades medicinales se ha visto que su efecto contra la náusea dura entre 6 y 8 horas.

Pero, no es lo único en que se ha visto involucrada esta planta.  En mayo 2019, la Universidad de Alberta en Canadá también publicó una revisión llamada Hierbas y especias: biomarcadores de ingesta basados ​​en estudios de intervención humana: una revisión sistemática.

En ella describe que en el jengibre se han  encontrado muchos componentes con antiinflamatorios, antibacterianos y además se le ha asociado con disminuir la fiebre y los efectos de ciertas grasas en la dietas,entre otros.

Su uso en la cocina asiática también es por su efecto carminativo, es decir que ayuda a la disminución de gases en el tubo digestivo, es decir que se producen menos flatulencias y cólicos agrega Cáceres.

Se ha asociado además con ayudar a combatir la inapetencia.

En la investigación se describe que su sabor y el aroma  provienen de sus aceites volátiles (aproximadamente 1 a 3% del peso del jengibre fresco) y de su extracto picante.

Más de la planta

Es importante comprender que las hierbas y especias culinarias se han utilizado como saborizantes de alimentos y agentes conservadores de alimentos durante siglos. Estas también se han utilizado en las prácticas médicas desde la antigüedad.

Los estudiosos de la universidad de Canadá hacen ver que aunque el interés en las hierbas y especias como agentes medicinales sigue siendo alto y su uso en alimentos continúa creciendo, todavía existen pocos estudios profundos que sigan rastreando la ingesta dietética de hierbas y especias y aún menos que han tratado de encontrar biomarcadores potenciales de alimentos.  La mayoría de estudios se hacen con cápsulas o extractos y muy pocos con los alimentos reales.

El jengibre (Zingiber officinale) es una especia basada en rizoma o raíz derivada de la planta del jengibre y es familiar de la cúrcuma.

Se cree que se originó en la India y se usa ampliamente como aditivo culinario como una especia caliente y fragante.  Estuardo Mendoza, naturópata, explica que es un alimento que también se ha relacionado en la sabiduría popular china como estimulante del estado de ánimo, y se recomienda cuando una persona está baja de energía.

Existen diferentes recetas para preparar un té de jengibre, una de las más famosas es combinarlo con miel y limón.

Un té puede prepararse al tomar un pedacito de jengibre, cortarlo en trocitos y agregarlo a un litro de agua.  Se deja hervir durante 10 minutos, luego se le agrega jugo de limón, una cabeza de ajo y al servirse se endulza con miel.

Una regla general de este y todos los alimentos es consumirlo sin excederse.  Si se llegara a tomar demasiado podría provocar algunas molestias estomacales y en algunas personas incluso desarrollar una reacción alérgica en la piel, aunque es una condición extraña de encontrar, agrega Cáceres.

En la cocina

Las especias que ya están molidas, como por ejemplo el jengibre o la cúrcuma, se conservan mejor en un lugar seco, oscuro y no muy caliente.  Así que prefiera no ponerlo en tarritos transparentes.

Este ingrediente se encuentra en múltiples recetas como dulces, galletas, opciones saladas y otros postres.

Otra forma de tomarlo es fermentado.  Al tomar esta bebida conocida como cerveza de jengibre o ginger beer, se ayuda a la digestión y circulación.  Elimina la sensación de indigestión y acidez.

Esta opción no tiene alcohol y se logra de la fermentación de azúcares y jengibre fresco, con un toque de limón.

Siémbrelo

Esta es una planta que crece en lugares de sombra.  Puede utilizar un recipiente de cualquier tamaño siempre que sea ancha porque sus raíces crecen en forma horizontal.

Se siembra el rizoma del jengibre, pero esta debe estar firme y tener algún brote verde.

Para ello, por lo menos, una semana antes de sembrarlo, déjelo en remojo una noche, póngalo en una bolsa y luego envuélvalo en un trapo.  Después de este tiempo empezará a germinar.

Ponga las raíces en la tierra (tres partes de tierra y una de abono).  Humedézcala, pero no en exceso.   Riéguela frecuentemente.

Pasará de 10 a 12 semanas antes de empezar a ver que crece.

Más noticias
Comentarios
Policiales
Nacionales