Salud

Relación entre nerviosismo, estrés y caída del cabello

La caída del cabello, cuando es frecuente e intensa, debe ser una llamada de atención.

Relación entre  nerviosismo, estrés y caída del cabello

Una de las causas más frecuentes de la caída del cabello es el estrés. Este dato es importante si se tiene en cuenta que muchas personas no notan del grado en el que lo sufren. La pérdida de cabello está vinculado a lo emocional.

Especialistas señalan que no siempre la caída del cabello se debe al estrés. Sin embargo, si no hay una causa orgánica o no se está ingiriendo algún medicamento o sustancia que facilite la caída del pelo, significa que es un síntoma de estrés.

Esto fue comprobado la ciencia: el estrés hace que se desencadenen una serie de procesos fisiológicos que llevan a la caída del cabello. Aunque todos perdamos cabello, cuando esto se vuelve constante e intenso, hay que tener en cuenta.

Lo normal es que las personas tengamos entre 100.000 y 150.000 cabellos en nuestro cuero cabelludo. Los expertos señalan que cerca del 85 % de esos cabellos están en fase de crecimiento. Entre el 13 y el 14 % están en fase de caída y el 1 o 2 % restante se encuentra en fase de reposo.

Lo normal es que en un día perdamos entre 70 y 100 cabellos, estos se reponen fácilmente gracias al proceso de crecimiento de nuevos cabellos. Cuando se produce la caída de cabello por estrés, la pérdida es de manera generalizada.

Frente al estrés, el cuerpo queda en estado de alerta y es una reacción ante estímulos que se perciben como amenazantes. En estas condiciones, el organismo intenta ahorrar la energía que tiene disponible. Por eso se concentra en las funciones fisiológicas básicas y deja de lado otras, como el crecimiento de las uñas o del pelo.

A tener en cuenta

Siempre que se note una caída generalizada del cabello hay que consultar con el médico. Esto puede deberse al estrés, también a problemas endocrinos, inmunitarios o de otro tipo. Si se descarta una causa orgánica o farmacológica, se debe tratar el origen del estrés para evitar la caída del cabello.

El ejercicio es una forma natural y saludable de manejar el estrés, lo adecuado es realizar actividades físicas de forma regular, por ejemplo, caminar media hora o hacer ejercicios durante 15 minutos al día suele ser suficiente. También aconsejan dormir al menos siete horas al día.

Más noticias
Comentarios

Más de salud

Policiales
Espectáculos