conductor que se ocultó bajo la cama

Nada de nada