encontró muerto a su hijo