falta de atención en el Madariaga