Militantes K en el CGE