uso político de planes sociales