Cocina

Papas gratinadas: un menú sin detractores

Se conoció la manera ideal para hacer unas buenas papas gratinadas con queso y en pocos minutos.

Papas gratinadas: un menú sin detractores

Las papas con queso bien gratinadas son una opción fácil y deliciosa que nunca generará detractores.

Así como lo leíste, se trata de una combinación de ingredientes básicos que seguramente tenemos en casa que se funden perfectamente en un mar de buenas sensaciones, las patatas y el queso.

Papas con queso gratinadas: una gran opción para tus comensales

En  primer lugar, las papas se deberán lavar e introducir en un colador para que nos eliminen el máximo almidón posible, de esta manera nos quedará una textura más suave.

Encendemos el horno, lo ponemos a 180º para que esté preparado a la hora de recibir esta receta cargada de buenas sensaciones.

Preparamos una fuente para horno. La forramos con papel de horno o untamos con un poco de mantequilla para que no se nos pegue el pastel. En un bol vamos a incorporar la nata, la mantequilla y el huevo. Batimos hasta formar una crema que será la que te aporte textura a nuestras papas.

luego, colocamos las papas en la fuente para horno. Las montamos como si fuera una lasaña a capas en las que incorporamos nuestra mezcla de nata, huevo y mantequilla por encima.

Horneamos las papas a 180º unos 30 minutos. Cuando empiecen a estar tiernas, colocamos el queso por encima.
El tipo de queso dependerá un poco de nuestros gustos, podemos usar una mezcla de quesos para darle mayor intensidad al acabado.

Ingredientes:

800 gr de papas
100 gr de queso rallado
200 ml de nata
50 gr mantequilla
1 huevo
1 diente de ajo
Sal
Pimienta
Perejil
Nuez moscada (opcional)

Comentarios