Deportes

Todo lo que tuvo que hacer Mauro Icardi para regresar a la Selección

Pasaron cuatro años desde que lo convocara Alejandro Sabella para la albiceleste. El delantero del Inter finalmente tendrá su oportunidad como titular en el nuevo ciclo que se inicia con el DT Jorge Sampaoli.

Todo lo que tuvo que hacer Mauro Icardi para regresar a la Selección

Pasaron cuatro años desde que lo convocara Alejandro Sabella para la albiceleste. El delantero del Inter finalmente tendrá su oportunidad como titular en el nuevo ciclo que se inicia con el DT Jorge Sampaoli.MONTEVIDEO, URUGUAY. Fueron 82 goles. Esa cantidad tuvo que meter Mauro Icardi desde la última vez que fue convocado para jugar en la Selección, en octubre de 2013, para volver a tener una chance. En ese entonces, el delantero rosarino daba sus primeros pasos en el Inter, donde hacía dupla de ataque con Daniel Osvaldo. Tenía apenas cuatro tantos en Primera cuando Alejandro Sabella lo llamó para jugar la doble fecha de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Brasil.

Estuvo en el banco la noche del 11 de octubre, cuando la Selección le ganó por 3 a 1 a Perú, y tuvo su estreno cuatro días después contra Uruguay, en el Centenario, el mismo estadio en el que volverá a vestir la celeste y blanca. Aquella noche, Icardi, con la 7 en la espalda, ingresó por Augusto Fernández a los 36 minutos del segundo tiempo, cuando los charrúas ya ganaban por 3-2. Casi no la tocó. No jugó más.

Pasaron casi cuatro años, además de los ciclos de Gerardo Martino y Edgardo Bauza, e Icardi volvió a la Selección. En ese lapso, la rompió en el Inter: se ganó la cinta de capitán y se convirtió en el referente del equipo. Hoy, es el 9 de Jorge Sampaoli. Les ganó la pulseada a dos pesos pesados: Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero, nada menos.

Los 14 goles de Icardi durante este año en la Serie A inclinaron la balanza. Goles de todos los colores: de penal (3), de cabeza (3), de media vuelta y un denominador común: todos dentro del área. Les convirtió por triplicado a Fiorentina y a Atalanta, y en el arranque del actual campeonato anotó por duplicado en los dos partidos que jugó.

A Icardi se le presenta la gran oportunidad de su vida. A Sampaoli no le tembló el pulso y poco le importó el escándalo mediático que nació en 2013, cuando el rosarino confirmó su romance con la vedette Wanda Nara, ex de Maxi López. Se dijo que desde aquello, los jugadores de la Selección le habían bajado el pulgar. Que no lo querían. Sampaoli vio lo que hacía dentro de la cancha y lo convocó ya para jugar los dos primeros encuentros de su gestión, contra Brasil y Singapur. Icardi no pudo jugar por una lesión muscular, pero estuvo con el plantel.

Con ese instinto asesino que mantiene en el área, Icardi llegó para quedarse. Desde mañana, podrá tirar paredes con Messi, casi como un sueño que estaba esperando desde hace un tiempo largo. Más exactamente, cuatro años atrás.

(Fuente: Clarín)

Más noticias
Comentarios
Policiales
Nacionales
General