Deportes

Messi la clavó en un ángulo para evitar la derrota del Barcelona

cargando anuncio

El rosarino ejecutó un tiro libre perfecto sobre el final del partido, y el Barça empató 1 a 1 en su visita al estadio de El Madrigal. De todas formas, el líder Real Madrid puede quedar a 8 puntos de distancia respecto del equipo culé. El árbitro ignoró un claro penal para el Barça.

Messi la clavó en un ángulo para evitar la derrota del Barcelona

VILLARREAL, ESPAÑA. Con unos números que ya eran complicados, la caída en El Madrigal ante el Villarreal lo dejaban a seis puntos del Real Madrid, que todavía tiene un partido pendiente y registra un andar sin fisuras que parece encaminarlo al gran festejo. Más allá de sus propias falencias, el Barçaa pagaba además por un error insólito del árbitro, que no sancionó un clarísimo penal en el segundo tiempo que le hubiera dado una buena chance para al menos empatar, con varios minutos de partido por delante. Pero Lionel Messi consiguió sobre la hora la manera de rescatar algo, con un tiro libre espectacular que se clavó en el ángulo. Y que le permitió al Barcelona no irse con las manos vacías y tener espacio para soñar.

Más allá de las intenciones ofensivas del Barsa, el Villarreal mostró también su fortaleza en los primeros minutos. Aunque la acción más clara resultó un mano a mano que el arquero Sergio Asenjo le tapó en un costado a Neymar.

Barcelona no resignó en ningún momento su voluntad de ir por la victoria, pero ni siquiera el peso de sus individualidades conseguía darle un dominio marcado contra el local, que salía en ataque con buen criterio y mostraba los dientes.

En el segundo tiempo, Villarreal golpeó de entrada al ya confundido Barcelona. En un contraataque, Sansone aprovechó un lento cruce de Mascherano y definió bajo ante la salida de Ter Stegen para poner el 1-0 y poner aún más incómodo al equipo catalán.

A los 25 minutos el Barça acarició el empate cuando Messi puso un tiro libre medido en la cabeza de Mascherano y la pelota, peinada por el Jefecito (que hasta ahora no tiene goles en el club catalán), se fue apenas por arriba del travesaño.

Y dos minutos después ocurrió una acción insólita: Messi estaba por rematar al gol y el defensor Bruno metió dentro del área la mano para trabar su remate de manera grosera. La pelota salió por arriba del arco y el árbitro insólitamente no sancionó el penal que hubiera dejado al Barça al alcance del empate.

Sobre el cierre del partido, cuando Villarreal aguantaba los embates del club catalán, Musacchio tuvo que dejar la cancha luego de una fea caída con su muñeca izquierda. El final llegaba inexorable con el 1-0, hasta que Messi clavó en el ángulo el tiro libre por una falta que él mismo generó, para conseguir el empate.

Así, el Barcelona sumó aire para afrontar otro desafío: la Copa del Rey -debe dar vuelta esta semana la eliminatoria ante el Athletic Bilbao tras haber perdido 2-1 en la ida-. Más adelante está la Liga de Campeones, donde tendrá enfrente al duro PSG (Paris Saint Germain) galo.

(Fuente: Clarín)

Comentarios