Economía

“Vamos a pagar dólares por los pesos que nos van a dar” para emitir

El economista Raúl Karaben se refirió a la impresión de $400 millones en billetes de mil, que se realizará en Brasil, porque las fábricas de billetes argentinas no dan abasto, con el fenomenal nivel de emisión del gobierno. “No quisieron emitir billetes de 5 mil y emiten muchos de baja denominación”, planteó.

“Vamos a pagar dólares por los pesos que nos van a dar” para emitir

POSADAS. Raúl Karaben analizó el problema de la mega-emisión dispuesta por el gobierno nacional que derivó en un convenio con Brasil, para que el vecino país fabrique $400 millones en billetes de mil pesos, que costarán decenas de millones de dólares.

El especialista explicó que esto se debe a que, además de los fenomenales niveles de emisión de este año en el marco de la cuarentena por el coronavirus (alrededor de $1.500.000.000.000), el gobierno, sospechosamente, está emitiendo billetes de baja denominación. Lo que lleva a una necesidad de impresión que se solventará gracias a un negocio con fábricas de Brasil.

Consultado sobre el acuerdo con Brasil, para la impresión de semejante suma, Karaben reveló: “Se iba a importar de Alemania y esa operación se cayó. En Argentina hay dos fábricas que trabajan a tres turnos. Y ni así alcanza para la terrible emisión que están haciendo. La emisión ha sido peligrosamente muy elevada”, advirtió el economista.

El peligro de la mega – emisión

“El valor del billete cae y la posibilidad de una hiper está a la vuelta de la esquina”, acotó Karaben, insistiendo en que “hay un déficit fiscal muy grande. La recaudación no alcanza a cubrir los gastos del Estado y eso se cubre con la emisión”, sostuvo.

Asimismo, Karaben alertó en que el país está llegando a un nivel de deudas con las leliqs (Letras de Liquidez), similar al de 2018, cuando el ex presidente Mauricio Macri debió recurrir al Fondo Monetario Internacional para hacer frente a los vencimientos. “Los bancos tienen el dinero y el Central los absorbe a través de las leliqs. Pero estamos llegando a la misma cantidad de las leliqs que llevaron a Macri a acudir al FMI para sacar esa cantidad de préstamos que tomaba el Estado. Va a ser un fin de año difícil desde el punto de vista financiero”, vaticinó.

Pagar en dólares para emitir pesos

En esta línea, Karaben enfatizó que la mega emisión dispuesta por el gobierno en el contexto de una cuarentena de más de 170 días, puede originar una fuerte suba del dólar. “En algún momento la cantidad de plata que hay en la calle, puede irse al dólar. Con el déficit fiscal, o lo financias con préstamos o con emisión monetaria. Ahora bajó la recaudación y aumentaron los gastos. Al Estado no le queda otra que emitir”, enfatizó.

Consultado sobre los motivos que llevan a este acuerdo con Brasil, Karaben puso de relieve que “vamos a pagar dólares por los pesos que nos van a dar” para emitir.

“Se han impreso muchos billetes de baja denominación. Si se hubiesen impreso billetes de mil pesos, o como los bancos recomendaban, se hubiesen impreso billetes de 5 mil, fácilmente se habría resuelto (la escasez de billetes) Por una cuestión política o de imagen, no admitieron imprimir billetes de 5 mil. Y sí han impreso muchos billetes de baja denominación. Eso hace que se pierda la capacidad de impresión de las máquinas”, puntualizó Karaben.

Por qué un convenio con Brasil

Según fuentes de MisionesCuatro, el acuerdo con Brasil para la impresión de unos 400 millones de pesos en billetes de mil, responde a un negocio de algunos sectores económicos ligados al Frente de Todos. Cabe recordar que la principal fábrica de billetes, la ex Ciccone Calcográfica, fue adquirida por una empresa fantasma llamada “The Old Fund”, que pertenecía a presuntos testaferros del ex vicepresidente y ex ministro de Economía, Amado Boudou.

A esta fábrica la expropiaron después del escándalo del “Boudougate”. El ex vicepresidente de Cristina Kirchner fue condenado el 7 de Agosto de 2018 por los delitos de cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública. Le dieron 5 años y 10 meses de prisión. Las fuentes consultadas vincularon el acuerdo con Brasil para la impresión de estos 400 millones de pesos, con un presunto negociado del que participarían empresarios y funcionarios con llegada a la Casa Rosada.

Comentarios