Educación

Organismos alertan que las escuelas deben ser “lo último en cerrar”

El pronunciamiento fue a pocas horas de conocerse la suspensión de la presencialidad en las aulas. También advirtieron las consecuencias de una repetición de la medida.

Organismos alertan que las escuelas deben ser “lo último en cerrar”

Ante la posible suspensión de la presencialidad escolar en más provincias, UNICEF y la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) dieron a conocer un documento, donde manifiestan su preocupación por la suspensión de clases desde el comienzo por la pandemia del coronavirus.

El pronunciamiento de los organismos fueron un día después que el presidente Alberto Fernández dispuso cerrar las escuelas en el AMBA por 15 días.

Cabe recordar que Misiones ratificó el sistema mixto que se aplica desde marzo: funcionan las clases presenciales y virtuales. Por el momento, Misiones no se adherirá al DNU nacional para suspender la presencialidad en las aulas.

La ESCUELA es indispensable para su desarrollo y bienestar, para la adquisición de conocimientos y el fortalecimiento de aspectos psíquicos y sociales. Su ausencia genera graves consecuencias para su salud, tanto emocionales como físicas”, señala el informe emitido por UNICEF y la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

Asimismo, agregan que los establecimientos “además constituye un sitio seguro mientras sus padres, madres y cuidadores/as trabajan, contribuyendo así́ a la actividad económica de la sociedad. Es una herramienta de equidad social indispensable, particularmente en los grupos sociales más vulnerables”.

Y precisaron que “la educación es un derecho humano fundamental, que tiene como finalidad garantizar una educación de calidad para todos los niños, niñas y adolescentes del país. La plena vigencia de los derechos de los niños, niñas y adolescentes es un compromiso de toda la sociedad y debe estar permanentemente presente en la agenda de las decisiones políticas y sociales”.

También en ese contexto, UNICEF y la SAP advierten que la situación de encierro, la falta de interacción social, la pérdida del trabajo, y la incertidumbre general que generó esta pandemia “es el ambiente propicio para aumentar el estrés y las situaciones de violencia”, y que, además “se han recrudecido y aumentan el abismo educativo entre quienes acceden al uso de la tecnología y quienes carecen de la misma”.

Por último, señalan que la escuela es un lugar seguro y trabajar con niños y niñas, no es un factor de riesgo.

Comentarios