Cultura y Espectáculos

La amistad de Borges y Xul Solar, revelada en un libro ilustrado

cargando anuncio

El Museo Nacional de Buenos Aires presentó una edición facsimilar de ‘El idioma de los argentinos’ intervenida por el artista. Se distribuirá en forma gratuita en bibliotecas e instituciones culturales públicas con salas de lectura.

La amistad de Borges y Xul Solar, revelada en un libro ilustrado

El Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA) presentó este miércoles una edición facsimilar de “El idioma de los argentinos”, de Jorge Luis Borges, ilustrado por Xul Solar, que se distribuirá en forma gratuita en bibliotecas e instituciones culturales públicas con salas de lectura, con el objetivo de difundir el trabajo compartido y la amistad entre los dos grandes artistas argentinos.

Se trata de una iniciativa del Museo Nacional Bellas Artes, la Fundación Pan Klub y la Fundación internacional Jorge Luis Borges, que acompaña la muestra “Xul Solar. Panactivista”, que puede visitarse hasta el 18 de junio en el Pabellón de Exposiciones Temporarias del museo, ubicado en avenida del Libertador 1473 (CABA).

La edición no tendrá circulación comercial y se entregará gratuitamente a espacios públicos y culturales de todo el país con salas de lectura de acceso libre que así lo soliciten, mediante un formulario que encontrarán en www.bellasartes.gob.ar.

“Para sus futuros lectores en las bibliotecas públicas del país queda la alegría de encontrar esta conjunción feliz de una de las prosas más excelsas en la lengua de Cervantes con una de las intervenciones gráficas más originales del Río de la Plata”, expresó el director del MNBA, Andrés Duprat, durante la presentación del libro, que compartió con María Kodama, titular de la Fundación Internacional Jorge Luis Borges, y Elena Montero Lacasa de Povarché, directora del Museo Xul Solar y titular de la Fundación Pan Klub.

El material original sobre el que se realizó esta versión facsimilar es un ejemplar de la primera edición de “El idioma de los argentinos” (M. Gleizer Editor, Buenos Aires, 1928), perteneciente a la biblioteca personal de Xul Solar, con cubierta pintada al óleo e interior ornamentado a la acuarela, obra que se exhibe en la muestra “Xul Solar. Panactivista”.

El libro cuenta además con una dedicatoria manuscrita donde se lee: “A Juan Iraizoz, amigo de árboles y de libros, con la estima cordial de Jorge Luis Borges”.

“Queda como un enigma para que resuelvan los investigadores borgeanos, o el periodismo de investigación, por qué el libro dedicado quedó preservado en la biblioteca de Xul Solar y nunca fue entregado a Iraizoz”, bromeó Duprat.

La estrecha relación entre Borges y Xul Solar comenzó en los años 20 y se extendió en el tiempo dejando huellas tangibles. Tal es el caso de “El idioma infinito” (1925), donde Borges escribió: “Estos apuntes se los dedico al gran Xul-Solar, ya que en la ideación de ellos no está libre de culpa”.

“Es importante e interesante haber hecho esta exposición mostrando a dos exponentes totalmente inusuales del arte argentino”, remarcó a su turno Kodama, viuda del escritor y heredera de su obra. “Borges transformó la lengua española haciéndola concreta, concisa, sin adjetivación, Xul fascinó a Borges con la forma de conectarse con la realidad, única, inteligente y artística”, graficó.

La primera edición de “El idioma de los argentinos” tuvo una tirada limitada de 500 ejemplares. Inicialmente retirado por Borges de sus obras completas, fue reincorporado de forma parcial por el autor para la publicación de sus textos por la editorial Gallimard, collection de la Bibliothèque de la Pléiade.

El libro ofrece al lector algunos ensayos fundacionales e imprescindibles para la comprensión cabal de la estética borgeana, desde el “Prólogo”, pasando por “Dos esquinas”, al ensayo “El idioma de los argentinos”.Télam / vm.

Comentarios