General

Por la pirotecnia, recomiendan no dejar solos a perros

El titular del Imusa, Gustavo Elizaincin, explicó que ante la sensibilidad auditiva y el tipo de comportamiento instintivo de los canes, es recomendable no dejar solo a la mascota en el momento de mayor estruendo por la pirotecnia de fin de año. Reveló que los perros pueden llegar a ahorcarse o dañarse severamente si son atados o recluidos en lugares estrechos. Y de estar sueltos, pueden extraviarse por el tipo de mecanismo defensivo que muestran en su comportamiento, ante la presencia de estruendos.

Por la pirotecnia, recomiendan no dejar solos a perros

El titular del Imusa, Gustavo Elizaincin, explicó que ante la sensibilidad auditiva y el tipo de comportamiento instintivo de los canes, es recomendable no dejar solo a la mascota en el momento de mayor estruendo por la pirotecnia de fin de año. Reveló que los perros pueden llegar a ahorcarse o dañarse severamente si son atados o recluidos en lugares estrechos. Y de estar sueltos, pueden extraviarse por el tipo de mecanismo defensivo que muestran en su comportamiento, ante la presencia de estruendos.POSADAS. El titular del Imusa (Instituto Municipal de Saneamiento Animal) Gustavo Elizaincin, brindó recomendaciones para cuidar a los perros durante las fiestas de fin de año, en las que la pirotecnia es una constante pese a los reclamos de organizaciones protectoras y asociaciones civiles vinculadas a personas con trastornos del espectro autista y ex combatientes de Malvinas.

Elizaincin explicó que en caso de vivir con mascotas que se sabe, sufren “pánico a ruidos extremos”, recurrir al veterinario para conseguir la “medicación adecuada, media hora antes de los estruendos”.

Insistiendo en que los perros tienen el oído seis veces más agudo que los humanos, Elizaincin recomendó a los dueños de canes, “no dejarlos solos si sabemos que padecen de ataques de pánico por el ruido extremo”.Pero además instó a los dueños, a no dejar solos a los animales que padecen pánico durante los festejos de fin de año. Asimismo, pidió “en lo posible a no dejarlos atados porque se terminan ahorcando. Ni en lugares reducidos porque se revientan la cabeza contra las paredes”.

Consultado por MisionesCuatro, Elizaincin se refirió al caso de los gatos, que tienen un oído aún más sensible que el de los perros –los canes escuchan en un rango de entre 45 y 60 kilohertz, mientras que los gatos lo hacen en un rango de entre 45 y 64 kh-. Al respecto, el funcionario explicó: “El gato tiene otro sistema de defensa a los ruidos, se esconde en el lugar que considera seguro o se mete en su lugar favorito. El perro queda fuera de sí”, enfatizó.

A los perros expuestos a los estruendos “no los podemos tener sueltos, porque después de las fiestas, empiezan a aparecer publicaciones en las redes sociales por los perros extraviados”, finalizó.

Más noticias
Comentarios
Policiales
Espectáculos
General
<