General

Té de cáscara de cebolla para mejorar la piel y el cabello

La mayoría de las personas suelen tirar la cáscara de la cebolla después de pelarla. Desafortunadamente, no todos saben que esta parte está llena de nutrientes.

Té de cáscara de cebolla para mejorar la piel y el cabello

Una de las mejores formas de aprovechar la cáscara de cebolla es preparar té.

La piel de cebolla, así como la piel de banana y las de otros alimentos, tiene una alta carga nutricional. Esto se debe a que este tipo de alimentos produce sustancias químicas naturales para crecer, proteger e incluso curar. Y es precisamente en el exterior, en la cáscara, donde se encuentran la mayoría de estos compuestos.

Dado que no es agradable ni sencillo comer esta parte de la cebolla, el té es la forma más fácil de absorber los nutrientes.

Beber esta infusión sirve para beneficiar la salud intestinal de los mechones del cabello. Previene infecciones e inflamaciones, además de conseguir una piel más bonita. Cuando se consume en la dosis adecuada, el té de cáscara de cebolla se convierte en uno de tus mejores aliados.

Algunos beneficios del té de cáscara de cebolla

Son muy similares a los de la cebolla, sin embargo, la cáscara, tiene que proteger el resto de la comida, tiene más nutrientes. Por ello, los beneficios que aporta este té se potencian en relación al simple consumo de la cebolla. 

Algunos de los beneficios son

Refuerza las defensas del organismo

Previene enfermedades, resfriados, gripe y otras complicaciones. Incluso si se enferma, el período de recuperación es más corto. La salud se recupera con mayor eficacia y rapidez. Esta infusión es muy adecuada para quienes padecen constantes problemas respiratorios.

Mejora la salud ocular

La investigación muestra que la quercetina, un poderoso antiinflamatorio presente en la piel de la cebolla, es capaz de reducir la inflamación severa en los ojos. Las personas con cataratas, por ejemplo, pueden beneficiarse de esto si toman té.

Reduce la inflamación de la garganta

Una vez más, se destaca el poder antiinflamatorio de este té. Combinando esto con compuestos fenólicos, la inflamación en la garganta, la tos y la flema se combaten rápidamente.

Es antiviral

Las propiedades antivirales de esta bebida previenen la formación de problemas como herpes y aftas. Beber este té, por lo tanto, evita que tenga estomatitis, que es un nombre genérico para alguna inflamación de la mucosa oral. Inclusive, acelera la recuperación de estos problemas, que suelen desaparecer en días o semanas.

Ayuda a regular el flujo sanguíneo

Hace que la sangre fluya a través de las arterias de manera más eficiente. Esto no solo ayuda a prevenir problemas cardíacos, sino que también previene o ayuda a reducir la aparición de venas varicosas.

Reduce las posibilidades de tener problemas cardiovasculares

Los compuestos fenólicos y las fibras presentes en este té disminuyen los niveles de colesterol malo en el cuerpo, llamado LDL. Combinando esto con el beneficio anterior, tienes una mayor protección contra las complicaciones cardiovasculares.

Alivia los síntomas de la bronquitis

El té de cáscara de cebolla es beneficioso para aliviar los efectos de la bronquitis. Para esto, sin embargo, no debes beberlo, sino aplicarlo en tu pecho. Prepare el té normalmente, luego masajee el pecho con él. Use una gasa o un paño grueso para esto.

Reduce las apariciones de indigestión

Dado que la cáscara de cebolla puede alcalinizar el estómago, beber té es ideal para evitar la indigestión.

Mejora la salud del cabello

Puede ser un tratamiento casero para el exceso de grasa y aceite en el cuero cabelludo. La caspa y la caída del cabello también son problemas que se pueden evitar con el consumo de este té.

Por sus efectos antioxidantes, esta bebida fortalece y renueva las células capilares. Esto previene el envejecimiento capilar y retrasa la aparición de canas. Además, tendrás un cabello más brillante con una apariencia más hermosa y juvenil. Una alternativa al consumo puede ser el uso tópico directamente sobre el cabello.

Tratar los problemas de la piel

Los hongos, las verrugas y otros problemas dermatológicos comunes se pueden solucionar aplicando el té en el lugar. Esto debe hacerse durante unos días, por lo que no se recomienda esta forma de tratamiento alternativo si desea un resultado rápido.

¿Cómo hacer el té?

Hay dos formas: está el proceso en frío y está el proceso en caliente. Ambos ofrecen los mismos nutrientes y beneficios mencionados anteriormente, así que elija la forma en que prefiere hacerlo.

1. Té frío de piel de cebolla

Ideal para días calurosos, este proceso tarda 12 horas en completarse. 

 Ingredientes

-Cáscaras de cebolla: 1 unidad;
-Agua: 1 litro.

Elaboración

Coloca las cáscaras de cebolla en un frasco o en una botella de vidrio de 1 litro.

Llenar con agua filtrada y dejar en el frigorífico 12 horas.

Consumir normalmente.

2. Té de piel de cebolla caliente

El proceso es mucho más rápido que el frío, solo toma 10 minutos en completarse.

Ingredientes

-Cáscaras de cebolla: 1 unidad;
-Agua: 1 taza.

Elaboración

Hervir las cáscaras de cebolla junto con el agua. Espere 10 minutos, cuele y beba.

El té de cáscara de cebolla si se consume en exceso puede ser bastante dañino, primero, porque esta bebida puede hacer que el estómago se vuelva muy ácido. Pero cuando el consumo es moderado, el efecto es beneficioso, porque alcaliniza este órgano. 

Las personas con movimientos intestinales y estomacales más sensibles deben tener cuidado y ante cualquier inquietud consultar al médico.

Comentarios