Internacionales

Alaska: hallaron cuentas de vidrio venecianas antes de la llegada de Colón a América

cargando anuncio

Las cuentas fueron halladas en Punyik Point, un conocido sitio arqueológico que se encontraba en las antiguas rutas comerciales entre el océano Ártico y el mar de Bering, y que está ubicado muy lejos de la costa.

Alaska: hallaron cuentas de vidrio venecianas antes de la llegada de Colón a América
Foto: American Antiquity

Varias cuentas de vidrio procedentes de Venecia llegaron al Nuevo Mundo décadas antes de que lo hiciesen los barcos de Colón, según la datación por radiocarbono de unos objetos encontrados en tres ubicaciones en Alaska.

En base a la datación por radiocarbono de restos de hilo y de carbón que se encontraron cerca de las cuentas, los científicos supusieron que las bolitas fueron traídos a Punyik Point entre 1440 y 1480, es decir, décadas antes del viaje de Colón a tierras americanas.

La datación contradice la cronología aceptada actualmente de la presencia en América de productos coloniales europeos, sugieren los autores del estudio, los arqueólogos Michael Kunz, del Museo del Norte de la Universidad de Alaska, y Robin Mills, de la Oficina de Administración de Tierras, de acuerdo con un comunicado de la Universidad de Alaska.

La única ruta por la que las cuentas podrían haber entrado desde Europa al noroeste de Alaska sería la euroasiática, es decir, a lo largo de la Ruta de la Seda en dirección a China, atravesando Siberia y finalmente cruzando el estrecho de Bering, debido a que en aquella época no había comunicación transatlántica, de acuerdo con el estudio, publicado en American Antiquity.

La investigación recuerda que la fabricación de vidrio europeo se originó en Venecia alrededor del año 700 d.C., y las primeras menciones de cuentas de ese material en la ciudad italiana se remontan al 1268 d.C.

La mayoría de los investigadores de cuentas “están de acuerdo en que cualquier cuenta dibujada producida en la Europa del siglo XV se hizo en Venecia”, sostienen los autores.

Con frecuencia, los arqueólogos encuentran en sitios arqueológicos cuentas que fueron vendidas a los nativos americanos por exploradores, que llevaban estos y otros productos coloniales para comerciar con los habitantes de la zona.

Comentarios