Internacionales

Bolsonaro rechazó la Sputnik-V argumentando “falta de datos”

Pese a que varios estados brasileros pidieron 30 millones de dosis de la vacuna rusa, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria indicó que no cuentan con información suficiente sobre efectos adversos.

Bolsonaro rechazó la Sputnik-V argumentando “falta de datos”

En un contexto devastador por el colapso sanitario que vive el vecino país, y luego del pedido enviado por diez estados de Brasil que intentan negociar más vacunas contra el coronavirus, el regulador sanitario rechazó este lunes importar la Sputnik-V por considerar que le faltan datos técnicos para verificar su seguridad y eficacia.

Jamás permitiremos que millones de brasileños sean expuestos a productos sin la debida comprobación de calidad, seguridad y eficacia o, mínimamente, frente a la grave situación que atravesamos, que haya una relación favorable entre riesgo y beneficio”, afirmó Antonio Barra Torres, presidente de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria.

Los cinco directores del ente siguieron la recomendación del área técnica, que identificó diversas “incertidumbres” en relación a la seguridad y eficacia del fármaco, el primero anunciado como efectivo contra el Covid-19 y uno de los más utilizados alrededor del mundo, incluida la Argentina.

Además, se apoyaron en que todavía no fue aprobado por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ni la FDA (Administración Federal de Alimentos y Medicamentos) de Estados Unidos.

Sin embargo, sí hay datos que brindan tranquilidad sobre la vacuna: en febrero, la revista Lancet informó que la Sputnik V tenía una eficacia del 91,6 por ciento, lo que despejó las dudas sobre su fiabilidad. En los últimos días, desde el gobierno ruso aumentaron esa cifra a 97,6 por ciento.

Cabe señalar que el fármaco ruso es utilizado en más de 60 países. Y en Brasil, el país de la región más afectado por la pandemia los gobernadores de varios estados querían negociar 30 millones de dosis para hacer frente a una curva que sigue en aumento.

Por su parte, en redes sociales, desde la cuenta de la vacuna se hicieron eco del rechazo anunciado en las últimas horas y acusaron al organismo del gobierno brasileño de Jair Bolsonaro de hacer política en medio de la crisis mundial.

Los retrasos de Anvisa en la aprobación del Sputnik V son, lamentablemente, de naturaleza política y no tienen nada que ver con el acceso a la información o la ciencia”, aseguraron.

Comentarios